Messi pone la cruz a un jugador del Barça (y desaparece del once de Luis Enrique)

stop

El gran señalado tras las rotaciones ante el Betis

Arda Turan contra el Betis | EFE

29 de enero de 2017 (12:34 CET)

En la recámara. Una vez más, Luis Enrique Martínez ha vuelto a dejar a Rafinha Alcántara fuera del once titular.

Ante el Betis y con un equipo plagado de rotaciones, el técnico asturiano ha decidido que el centrocampista brasileño siga en un segundo plano.

El jugador Sao Paulo ha tenido protagonismo en el arranque de temporada. De hecho, ha sido el suplente titular durante muchos encuentros. Con más de 900 minutos en sus botas, el canterano culé ha marcado seis tantos. Unas cifras que no están nada mal.

Aun así, ni con estas ha conseguido afianzarse en el once titular. Desde hace unas semanas, Rafinha está desaparecido. Arda Turan es el revulsivo por excelencia de Lucho. Tanto es así que en el encuentro ante el Betis, el turco ha sido titular.

La gota que colma el vaso

Esta última prueba en el Benito Villamarín deja en evidencia al brasileño. Algo está pasando. 

Al parecer, los pesos pesados del vestuario han presionado con este tema. Mientras que Denis Suárez se ha ganado la confianza de sus compañeros sobre el césped, Alcántara solo lo ha hecho en el vestuario.

Rafinha es un jugador noble y con el que la mayoría de futbolistas tienen buen feeling, pero sin embargo no funciona. No está al nivel del mejor Barça. No es Xavi Hernández y tampoco llega a suplir la baja de Andrés Iniesta.

Por ello, los 'capos', liderados por Leo Messi, parece ser que ya habrían comentado entre bambalinas la necesidad de fichar a un nuevo director de orquesta de primer nivel.

A por el nuevo Iniesta

Don Andrés sigue siendo una pieza inigualable, pero los barcelonistas necesitan un plan B. El de Fuentealbilla debe dosificarse; la edad le empieza a pasar factura y las lesiones no perdonan.

En este caso, todo apunta a que hay unanimidad a la hora de poner sobre la mesa la necesidad de fichar a un centrocampista creativo top.

Rafinha no tiene lugar en la mejor versión del Barça. Por muy voluntarioso que sea, se ha visto superado. Pintan bastos.