Messi pone a un jugador del Barça en la calle

stop

El club está obligado a tomar medidas drásticas en el resto de la plantilla para renovar al argentino

Leo Messi vuelve al equipo en el partido ante el Sevilla | EFE

13 de enero de 2017 (10:20 CET)

La renovación de Leo Messi se presenta larga y complicada. No hay día que pase en que su nuevo contrato genere más dudas en la directiva barcelonista.

Las pretensiones del argentino son muchas y elevadas. Un sueldo digno del mejor del mundo, ser el mejor pagado de la plantilla y del planeta, una prima de fichaje como la de Neymar y lo más difícil: un buen proyecto deportivo.

Renovación complicada

El Barça deberá fichar el próximo verano y darle varias vueltas a la plantilla para satisfacer los deseos del argentino. La pregunta que asalta ahora en el club es si habrá suficiente dinero para todo: renovación del jugador, nuevas incorporaciones y nóminas de los cracks.

La única fórmula que maneja el club para satisfacer los deseos del futbolista es la de reducir por otro lado, y ello pasa por despedir alguno de los mejores jugadores del primer equipo.

Ivan Rakitic tiene todos los números para salir. Su situación es cada vez más insostenible y el croata no esconde su deseo de abandonar el club la próxima temporada. Más si Luis Enrique Martínez  sigue ocupando el banquillo.

La última opción

Pero la salida del centrocampista no solucionaría todos los problemas económicos. Los directivos buscan más soluciones. Una de ellas pasa por algo que no gustaría nada a la afición.

El siguiente en renovar será Andrés Iniesta. Si Messi abarca con demasiados incentivos la entidad azulgrana se vería obligada a presentar una oferta a la baja al manchego, con todo lo que ello conlleva.

El de Fuentealbilla no lo aceptaría. La afición tampoco perdonaría que dejaran marchar al segundo mejor jugador de la plantilla actual.

Josep Maria Bartomeu tendrá que encontrar más soluciones si no quiere que la grada del Camp Nou se le tire encima. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad