Messi pide un tapado del PSG (y el Barça negocia la puñalada)

stop

Bartomeu se la tiene jurada a Nasser al Khelaifi por el robo de Neymar

13 de marzo de 2018 (21:42 CET)

Se puede perdonar, pero nunca se olvida. Josep María Bartomeu no se caracteriza por ser un tipo rencoroso. Sin embargo, tampoco es tonto.

La jugada que le preparó el PSG en verano dolió mucho. Y aunque ahora da la sensación de que le hicieron un favor al Barça, lo cierto es que Bartomeu todavía no ha olvidado.

Desde que se llevaron a Neymar, las relaciones con Nasser al Khelaifi están muy desgastadas. Aunque ya lo estaban antes con Qatar, debido a los problemas para renovar el patrocinio.

Las disputas con Qatar Airways originaron el principio del fin. El Barça no cumplió su palabra, quiso un acuerdo superior al pactado por Javier Faus y se rompieron las relaciones.

Una vez rotas, el emir de Qatar dio luz verde al dirigente del PSG para tocar a los jugadores del Barça. Algo que antes tenía terminantemente prohibido.

Verratti, descartado

Desde entonces, la situación es de conflicto total. De guerra abierta. Y Bartomeu no descarta devolver la jugada tras fracasar en el intento de fichar a Verratti el curso pasado.

De hecho, en una reciente reunión con Leo Messi, el astro argentino dejó un par de exclusivas llamativas. Dignas de ser analizadas.

La primera fue referente a Marco Verratti: no lo quiere en el Barça ni en pintura. El año pasado perdió su tren y no lo recuperará. Ya es demasiado tarde.

El bueno es Rabiot

La segunda fue sobre otro centrocampista del PSG: el bueno es Rabiot. Centrocampista técnico y físico –mide 1,91 metros de estatura– de tan solo 22 años.

Formado en la cantera del PSG, Adrien Rabiot es lo más prometedor del club galo. Un jugador de presente y mucho futuro que marcó frente al Real Madrid en el Bernabéu.

En el Barça ven a Rabiot como una especia de Pogba, pero mucho más centrado. Y, al tanto, hay quien comenta que podría ser el nuevo Sergio Busquets.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad