Leo Messi da un golpe en la mesa en el FC Barcelona | EFE

Messi pide un fichaje (y el Barça no lo trae)

stop

El argentino pide ayuda para liderar al equipo

15 de agosto de 2017 (20:09 CET)

Leo Messi ve con preocupación la deriva que está tomando el barco azulgrana. Es el capitán indiscutible del mismo, pero no está dispuesto a hundirse con él y ha pedido ayuda para remar a contracorriente.

Los detractores del argentino siempre han tendido a utilizar la misma coletilla. Sin Xavi e Iniesta, Messi no sería nada. Y el tiempo parece haberles dado la razón, con matices.

El gran éxito del mejor Barça llegó de las botas de los dos canteranos culés. Xavi Hernández temporizaba y distribuía el juego e Iniesta se encargaba de romper líneas y trazar pases imposibles.

Con ellos dos organizando el juego en el Camp Nou, Messi podía centrarse en ser decisivo en los últimos metros y sacar un as de la manga cada vez que cogía el balón. Pero sin Messi, Xavi e Iniesta tampoco hubieran sido los mejores.

Necesita un nuevo socio

Desde que Xavi abandonó el club de su vida, Iniesta ha entrado en una espiral de lesiones que ha mermado su rendimiento. Mientras tanto, Messi retrasó su posición y ha disminuido su cifra goleadora en pos de un rol que absorbe todo el juego del Barça.

Pero el diez azulgrana no puede estar inspirado a cada partido en todas las parcelas del campo, y por eso ha pedido a su directiva que encuentren al nuevo Xavi. La respuesta obtenida hasta el momento, es el fichaje de Paulinho.

El candidato ideal para ocupar la posición de interior en el Camp Nou era Marco Verrati, o incluso Jean Seri, pero ninguno de los dos ha acabado firmando por el FC Barcelona.

Con el fichaje de Paulinho, son más de 100 millones de euros los que se han gastado en tratar de sustituir a Xavi Hernández. Messi necesita un socio. No puede acabar con el reinado madridista librando la batalla en solitario.