Messi pide un fichaje que liquida a un crack del Barça

stop

El de Rosario reclama una revolución en el equipo para firmar su renovación

Leo Messi reacciona a las decisiones de Luis Enrique | EFE

24 de febrero de 2017 (13:01 CET)

Las cosas no acaban de funcionar en el FC Barcelona. Costará muchas victorias olvidar la humillación ante el Paris Saint Germain. No como la cosechada ante el Leganés. Ganar in extremis a un equipo que lucha por la permanencia no hace más que empeorar las cosas.

La afición reclama lo que el equipo ha dado durante los últimos 10 años. Espectáculo, solvencia y sobre todo ganas, intensidad y compromiso.

Problema de fondo

No es un problema interno de los jugadores. Es un problema de planificación. De fondo de armario. Los pesos pesados no pueden con todo. Necesitan buenos escuderos que les permitan hacer lo que mejor saben. Se observa, más que en ninguna otra posición, en el centro del campo.

Los defensas necesitan una medular que no pierda balones constantemente. Los delanteros quieren centrocampistas capaces de poner balones imposibles. Allí donde solo llegan los mejores. Más jugadores del estilo Xavi Hernández o Andrés Iniesta y menos André Gomes o Arda Turan.

Parte del despliegue de Leo Messi parte de esta base y el argentino tiene claro que para seguir triunfando en el Camp Nou es necesario reforzar esta zona del campo. Fue una de sus condiciones para renovar. No se quedará en un equipo sin un proyecto mejor que el actual para el futuro.

Los elegidos para el futuro

Los responsables se pusieron manos a la obra para buscar el fichaje ideal. El jugador que termine de convencer al de Rosario para que firme su renovación en los próximos meses.

Surgieron cinco nombres finalistas. El favorito es Marco Verrati, del PSG. El centrocampista siempre ha rondado por la órbita barcelonista. Sin ir más lejos, Iniesta y Xavi han asegurado en más de una ocasión que el italiano sería su sucesor en el centro del campo azulgrana.

Bernardo Silva es otro candidato. El media punta del Mónaco está siendo la revelación de la Champions. La derrota de los franceses ante el Manchester City (5-3) no tapó la gran calidad del portugués. Viendo cómo trabaja el club galo, su traspaso se antoja astronómico económicamente hablando.

Coutinho también ronda la lista de futuribles. El centrocampista está siendo uno de los jugadores claves del resucitar del Liverpool. El problema será Jürgen Klopp. El técnico alemán difícilmente dejará ir a uno de sus mejores futbolistas. El dinero es el que al final decidirá.

Isco Alarcón también figura en la lista de futuribles. El jugador firmó una cláusula anti-Barça (como obliga Florentino Pérez a hacer a todos sus fichajes) y su traspaso se presenta casi imposible. En el club estudian la fórmula que podría hacer recalar al malagueño en el Camp Nou.

El último en la lista es un viejo conocido. En can Barça todavía se arrepienten de haberlo dejado salir del club. Thiago Alcántara se ha convertido en el referente del centro del campo del Bayern de Múnich. Además, no ha perdido ni un ápice del olfato goleador que le ha caracterizado desde que llegó al conjunto bávaro.

Un inconveniente

La petición de Messi, no obstante, no será tan buena para todos. El capitán Andrés Iniesta podría verse relegado a un segundo plano. Al mismo papel que desempeñó Xavi en su última temporada en el club catalán.

Veremos hacia dónde apunta la secretaría técnica durante el próximo verano. Lo que es seguro es que hará falta una revolución para mantener a Leo en el Camp Nou.