| EFE

Messi pide un fichaje del Atlético de Simeone (y no es Griezmann)

stop

El jugador argentino del Barça quiere que la directiva haga un esfuerzo por un jugador del Atlético de Madrid que sorprendió a la plantilla

Barcelona, 19 de abril de 2018 (14:45 CET)

Con la guerra por fichar al nuevo Neymar desatada, son muchos los clubs que tratan de pescar en Brasil pagando millonadas por jugadores sin experiencia en Europa. Pese a las posibilidades de fracaso de la inversión, apuestan, es peor pagarlo más tarde.

En el caso del Real Madrid la apuesta fue Vinicius, y en el Barça ha sido Arthur. El brasileño del Gremio de Porto Alegre podría solucionar la desestructuración del club azulgrana de cara a la próxima temporada, pero a Messi no termina de convencerle.

Con Dembelé dejando claro que no tiene el nivel necesario para formar el tridente de ataque, Coutinho se perfila como el futbolista ideal para ocupar el vacío dejado por Neymar.

Esto libera una posición en el centro del campo junto a Busquets y Rakitic, donde Arthur encaja a la perfección. La opción de Messi, en cambio, pasa por el Atlético de Madrid. Saúl Ñíguez es la petición expresa del argentino, del que Arthur sería suplente.

Saúl Ñíguez entrena ante la mirada de Gabi / EFE

Un futbolista todo terreno

El centrocampista de Elche es, junto a Koke, uno de los mayores valores salidos de la cantera colchonera en los últimos años. Saúl ha conseguido hacerse un hueco en el siempre exigente esquema del Cholo Simeone a base de esfuerzo, sacrificio, calidad y goles.

Al más puro estilo inglés, Saúl se ha revelado como un box to box capaz de derrochar esfuerzo en defensa, claridad para sacar el balón jugado y llegada para anotar auténticos golazos que han impactado a Europa.

Esa capacidad para abarcar campo y aportar goles desde la segunda línea es la que más valora Leo Messi, que cada vez más debe medir sus esfuerzos a lo largo de la temporada. El argentino quiere evitar retrasar su posición y el trabajo de Saúl le haría la vida mucho más fácil.

El precio de salida

Conscientes del interés de muchos equipos europeos en su futbolista, en el Atlético de Madrid se apresuraron a renovar a Saúl en enero. Su nuevo contrato les une hasta 2026, pero ni por su ficha ni por su cláusula pueden atarle en el Wanda en caso de recibir una buena oferta.

Los 80 millones de euros fijados para su salida subieron hasta 150. Al igual que con Griezmann, el Atlético marca precios de salida que dejan un buen rédito económico pero que no resultan prohibitivos.

Idealmente, el Barça se desprenderá de Dembelé para acometer esta operación, Messi quiere que se corrijan errores y Saúl es el factor clave. Faltará ver cómo responde la directiva.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad