Viene al Barça. Y Messi no lo quiere (y Luis Suárez tampoco) | EFE

Messi pega un portazo a una estrella con un “no lo quiero en el Barça”

stop

El astro argentino liquida uno de los fichajes más golosos del mercado

12 de marzo de 2018 (21:14 CET)

​Leo Messi se ha puesto serio. El pequeño dictador, cómo le llaman algunos cariñosamente –y otros no tanto–, no da segundas oportunidades. El Barça está por encima.

En las últimas horas ha trascendido la información de que un crack internacional se ofrecía para fichar por el FC Barcelona. Un jugador muy deseado el curso pasado.

Durante varios meses se habló sobre la posibilidad de fichar por el Barça. El propio jugador se dejó querer públicamente, pero finalmente dijo no a raíz de la marcha de Neymar al PSG.

Tras conocer que ahora, cuando le van mal las cosas, quiere retomar las negociaciones con el Barça, Messi ha sido tajante. No hay opción.

Verratti ya no tiene sitio en el Barça

El futbolista en cuestión es Marco Verratti, gravemente dañado tras la derrota del PSG contra el Real Madrid en la Champions League.

Una vez más, los galos fueron eliminados en octavos de la Champions a pesar de los 400 millones de euros invertidos en Neymar y Kylian Mbappé.

Ninguno de los dos delanteros estuvo a la altura ni en el Bernabéu ni en Saint Dennis –Neymar se perdió este partido por lesión–, pero tampoco Verratti, expulsado por una actitud de cadete.

Prefirió quedarse con Neymar

Tiene solo 25 años y mucha experiencia acumulada en sus piernas, además de gran talento, pero Messi ya le ha puesto la cruz: "No lo quiero en el Barça". El año pasado prefirió quedarse en el PSG.

Marco Verratti fracasa con el PSG y se aleja del Barça | EFE

Escogió el nuevo proyecto galo, con Neymar como bandera, a la posibilidad de jugar junto al mejor jugador del mundo en un vestuario de gran nivel. Ya no hay marcha atrás.

Messi, centrado en el Chelsea

El portazo de Messi es demoledor a pesar de que el Barça sigue teniendo carencias en el centro del campo. Las dudas para el duelo contra el Chelsea están sobre la mesa.

Iniesta llega entre algodones, Paulinho está muy limitado, Coutinho no puede jugar la Champions y André Gomes tiene la moral por los suelos. Además, el luso no entiende el estilo Barça.

Además de los centrocampistas cabe la alternativa de jugar con un extremo derecho: Dembelé o Aleix Vidal. El delantero francés está mejorando pero arriesga demasiado.

Verratti para el Real Madrid

El partido contra el Chelsea será duro y defensivo. El Barça tiene que hacer bueno el gol de la ida (1-1) con un centro del campo poblado: mover mucho el balón con criterio, sin perderlo.

Y mientras Messi da la espalda a Verratti para seguir centrado en el Chelsea y se tercera paternidad, el jugador italiano ya manda avisos al Real Madrid. Los blancos buscan recambio a Luka Modric.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad