Leo Messi | EFE

Messi pasa la lista de fichajes y bajas a Bartomeu para el sustituto de Quique Setién en el Barça

stop

El conjunto azulgrana firmó uno de sus mejores partidos en su visita al Villarreal (1-4)

05 de julio de 2020 (23:53 CET)

El FC Barcelona goleó un Villarreal (1-4) que no había perdido desde el regreso tras el parón por el coronavirus, en su visita al Estadio de la Cerámica, en el que probablemente fue uno de los mejores partidos de los culés este curso. Pau Torres en propia puerta adelantó a los azulgrana en el minuto 3, que vieron como en el 14’ Gerard Moreno empataba la contienda. Luis Suárez, tras una jugada descomunal de Leo Messi anotó el 1-2 en el 20’. Antoine Griezmann puso tierra de por medo en el minuto 45 con un golazo de vaselina que recordó al de Messi en el Benito Villamarín. Ya en la segunda parte, Ansu Fati anotó el 1-4 en una acción individual a destacar.

Luis Suarez Villarreal

Con este resultado los catalanes mantienen la distancia de cuatro puntos que le separa del liderato que ocupa el Real Madrid. Pero el resultado este domingo en una Liga que ya está prácticamente perdida fue lo de menos. En el club azulgrana ya hace días que las vistas están puestas en el futuro, a corto, medio y largo plazo.

Pero el resultado este domingo en una Liga que ya está prácticamente perdida fue lo de menos. En el club azulgrana ya hace días que las vistas están puestas en el futuro, a corto, medio y largo plazo.

El futuro de Messi preocupa

Lo que ocurrirá con Leo Messi es una de las cuestiones que más preocupan en la ciudad condal. El argentino finaliza su contrato con el Barça en junio de 2021 y su continuidad está en el aire. Desde el club aseguran que todo está bien y que simplemente han dejado las negociaciones para más adelante, cuando la situación económica haya recuperado el ritmo. Pero también es cierto que el crack de Rosario tiene la mosca tras la oreja.

El argentino hace tiempo que está muy decepcionado con la gestión que se está llevando a cabo en la planta noble del club. Ya no en el aspecto económico, que da para un libro entero, sino porque Josep Maria Bartomeu y compañía no han sabido dar continuidad al que fue el mejor equipo de la historia. Y tampoco construir un nuevo equipo de garantías alrededor del ‘10’ culé.  Y la cosa no pinta bien para los próximos años.

Messi marca perfil a Bartomeu

Messi es consciente de que la situación no mejorará de la noche a la mañana. Pero si no ve al menos indicios de que el panorama da un salto de calidad y de una renovación y un rejuvenecimiento de la plantilla, se planteará no estampar su firma en su renovación. No tirará los últimos años de su carrera en un equipo en declive que no apunta a levantar cabeza.

Y para que ello no ocurra, Bartomeu y compañía ya saben los pasos que hay que dar. El primero está en el banquillo.

Cambios en el banquillo

El argentino exige un técnico capaz de entender e interpretar la filosofía de juego azulgrana, y de intervenir en los partidos como no han sabido hacer Quique Setién o Ernesto Valverde. Y técnico que ilusione y tenga el respeto del vestuario.

¡Pelea en el Barça! Piqué no es el único. ¡Quique Setién y él se enganchan! | EFE

El deseo del sudamericano, no es un secreto, es Xavi Hernández. Pero es consciente de que es muy difícil que el catalán acepte hacerse cargo de un Barça en decadencia y con todo por hacer. En de Terrassa prefiere esperar a un nuevo mandato. Y a Leo no le quedará otra que esperar y aceptar otro técnico. Pero al margen de quién venga, el capitán reclama cambios importantes en el seno culé.

En primer lugar, cuidar a jugadores como Marc-André ter Stegen. No puede ser que un jugador tan valioso e imprescindible como el alemán tenga problemas para renovar su contrato. Que la directiva no le haga sentir valorado.

Basta de bromas en defensa

Mientras tanto, exige la salida de jugadores como Samuel Umtiti, del que considera que lleva dos años riéndose de la entidad, y a Nelson Semedo, que a pesar de tener oportunidades de sobras, sigue sin otorgar esa confianza en defensa que necesita un equipo que aspira a todo. Y tampoco quiere experimentos como el de Sergi Roberto.

Samuel Umtiti y Josep Mª Bartomeu | EFE

El de Rosario reclama un lateral puro y de primera línea. Y junto a él, un central con proyección de futuro. Un jugador a la altura de Gerard Piqué.

Carencias en el centro del campo

En la medular, Messi quiere un relevo para Sergio Busquets. Al menos para que le dé descanso. El de Badia del Vallés ya no está para jugarlo todo. Sus últimas dos temporadas han dejado mucho que desear.

Como las de Ivan Rakitic. Y toda la responsabilidad no puede caer sobre Frenkie de Jong. Porque jugadores de 30 años como Pjanic no son la solución.

Neymar, de vuelta

Como tampoco lo han sido Phillippe Coutinho, Ousmane Dembélé o Antoine Griezmann, que no han funcionado como sustitutos de Neymar Jr.

 
Un Ney al que Leo considera básico para recuperar la competitividad del tridente. Y cuyo fichaje tendrá mucho peso en la renovación o no de Messi.
 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad