Messi o el escándalo que estalla en el Mundial de Rusia (y es muy preocupante)

stop

El argentino deja una imagen que no está al nivel de su figura durante el primer partido del campeonato intercontinental

Barcelona, 18 de junio de 2018 (16:15 CET)

La disputa por el Balón de Oro está este año más reñida que nunca, y el Mundial de Rusia se perfila como el torneo decisivo para escoger quién es el mejor jugador del mundo en 2018.

Y con el primer fin de semana extinguido, el panorama no puede ser más distinto para dos de los máximos candidatos. Con Neymar acusando su falta de ritmo, los ojos se centraron en Cristiano Ronaldo y Messi.

Mientras el portugués anotaba un hat trick que tiró por la borda el trabajo de España, Messi se enfangaba en un empate a uno ante Islandia que ha encendido todas las alarmas en Argentina.

El partido del combinado albiceleste fue decepcionante, y la participación de Leo Messi, pésima. No sólo por el penalti fallado tras una penosa ejecución, que también, sino sobre todo por la sensación de que no permite otro sistema que no pase por sus botas.

Así se lo han recriminado desde la prensa argentina, destapando un escándalo que pone en el punto de mira al diez, y a su técnico Jorge Sampaoli. “No permite que haya más líderes”.

Leo Messi se desespera en el Argentina-Islandia con la presión de los goles de Cristiano Ronaldo | EFE

Con Messi apagado y el resto del equipo desconectado, la única opción factible fue cambiar a Di María por Pavón. Un cambio de piezas que a pesar de aportar frescura, no cambiaba en nada el modelo de juego. Igual que ocurrió con Banega e Higuaín.

Todos los ojos de la selección se posaban sobre un Dybala que parece la última opción con Sampaoli, posiblemente por su “falta de entendimiento” con Messi. La sombra del 10 es muy larga, y cuando no rinde al nivel esperado, su desdén por ciertos compañeros de juego se hace demasiado evidente.

Si Messi no quiere vivir un desastre con su país, tendrá que sacar a relucir su mejor versión, o permitir alterar el sistema de juego para que entre al campo un jugador con el que no sintoniza, pero que definitivamente puede aportar mucho al juego argentino.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad