Leo Messi | EFE

Messi o cinco galácticos (y uno de Florentino Pérez) para revolucionar el Barça (y evitar sufrir contra un PSV)

stop

Los de Ernesto Valverde ganan por la mínima en un partido muy flojo y dejando muy malas sensaciones

28 de noviembre de 2018 (22:53 CET)

El Barça ha ganado 1-2 ante el PSV, pero la imagen no ha sido precisamente la de un equipo superior. Ni mucho menos. Los de Ernesto Valverde se podría haber llevado un buen carro de goles de no ser por los palos y alguna que otra buena acción de Ter Stegen. Queda claro que este equipo no está como para ganar la Champions.

Los goles de Leo Messi y Piqué ha servido para pasar primero de grupo, pero poco más. Las sensaciones no son buenas. De ahí que el mensaje de Messi a Ernesto Valverde y, por consiguiente a la junta al acabar el partido haya sido claro: el Barça necesita reforzarse, y mucho, el próximo verano.

La columna vertebral del equipo está ya mayor y la plantilla necesita caras nuevas. Empezando por la defensa. Hoy ha vuelto a quedar claro que el tema del lateral derecho no está ni mucho menos resulto.

Un lateral derecho

El parche de Sergi Roberto hace tiempo que ya debería de haber sido quitado. Pero no. La directiva y la secretaría técnica lo han probado con Nelson Semedo, pero el portugués no acaba de arrancar.

Tiene fútbol en sus botas, de eso no hay duda, pero no es nivel top. Y el Barça necesita tener jugadores de nivel top en todas las posiciones. Es por ello que Eric Abidal tiene dos nombres en su cabeza.

Por un lado, apostar por lo que tiene en casa: Moussa Waghe, internacional con Senegal y que poco a poco, se va consolidando en el filial. Por otra parte, y ahí es donde Abidal tiene más ilusión, el lateral derecho del Mónaco Djibril Dibidé.

Consolidado en la Ligue 1, al secretario técnico del Barça le están llegando muy buenos informes de su compatriota. Dos apuestas hasta cierto punto arriesgadas pero que, al menos, acabarían con el drama de Roberto en el lateral, una posición en la que ni él acaba de estar cómodo (aunque en público diga lo contrario) ni el equipo se siente fuerte.

De Ligt es el nuevo Piqué

Por otro lado, y ahí también la urgencia es más que evidente, la posición de central derecho. El izquierdo está más que cubierto con Samuel Umtiti y Clément Lenglet (Thomas Vermaelen, para variar, ni está ni se le espera). No así el perfil diestro, que tan sólo tiene a Gerard Piqué como protagonista.

Un Piqué que se está haciendo mayor y que está lejos de su mejor nivel. Por mucho que marque, como hoy, ante delanteros de primer nivel, sufre, y mucho. Es por eso que, con vistas al medio-largo plazo, es Matthijs de Ligt el central que más ilusiona al club.

Entre otras cosas porque pese a su juventud (19 años) el del Ajax está demostrando que ya está más que curtido para dar el salto a un grande. En Ámsterdam lo saben, y saben también que este verano su estrella saldrá.

Es por eso que ya han dejado claro al Barça y al resto de pretendientes, que no con pocos, que su precio en ningún caso bajará de los 60 millones de euros. Eso sí, como bien sabe Messi (de ahí la insistencia) el club se haría con el central con mayor futuro de Europa.

Un sustituto para Rakitic

En cuanto a la media, un hombre está cada vez más señalado. Y ese no es otro que Ivan Rakitic. El croata, quizás por que está pagando en exceso el desgaste físico del Mundial de Rusia, no esté rindiendo al nivel esperado.

Entre eso y su edad, en la junta son partidarios de venderlo en verano y, como ha ocurrido con Iniesta y Arthur, rejuvenecer la posición. Es ahí donde la otra perla del Ajax, Frenkie de Jong, aparece en escena.

El holandés, como De Ligt, tiene a media Europa detrás, y su precio será incluso superior al del central. Es por eso que Abidal, que tiene un obvio interés en la liga francesa, sigue insistiendo en la figura de Adrien Rabiot, un ya viejo objetivo de los culés. Uno u otro llegarán para aportar frescura a un centro del campo que cada vez sufre más el paso de los años.

El galáctico en la delantera

Por último, y quizás el que más ganas tienen todos los culés de ver llegar, el galáctico en la delantera. Y es que ya no es ningún secreto que el club le está buscando un sustituto a Luis Suárez.

No tanto la figura de un ‘9’ puro, sino un jugador top que complete el tridente junto a Leo Messi y Philippe Coutinho. Es ahí donde todo apunta hacia Kylian Mbappé, el sueño de todos los clubes del viejo continente. Entre ellos el de Florentino Pérez.

Si el PSG le abre las puertas, algo que no parece fácil, el Barça se lanzará con todo a por él. De hecho, hace dos veranos a punto estuvo de aterrizar en el Camp Nou, pero los catalanes optaron por Ousmane Dembélé.

Dembélé | EFE

Un Dembélé que tiene los días contados en la capital catalana. Mucho tendrían que cambiar las cosas en el Barça par que el galo se quedara. De ahí que en el conjunto blaugrana tengan en mente encontrar a un buen sustituto.

Mbappé sería el idóneo, pero no será fácil. Más fácil, al menos a nivel económico, será la vuelta de Neymar a Barcelona. Aunque desde dentro cuentan que el vestuario no está mucho por la labor.

Si no se consigue atar a un galáctico top, entonces la opción será la de ir a por un cuarto delantero que complemente al tridente. Un jugador que pueda sustituir a Suárez y que vaya cogiendo la alternativa al uruguayo. Y ahí, Piatek, el crack del Génova, gana peso entre la directiva. Aunque lo que buscan en el Barça es hacerse con dos juagdores, un galáctico y un refuerzo de perfil menor. Cinco fichajes para renovar una plantilla que necesita un lavado de cara. Y Messi lo sabe.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad