Messi no quiere a Özil: el crack que pide al Barça si no viene Coutinho

stop

El argentino habla alto y claro de sus preferencias por si no viene el del Liverpool

Messi no quiere a Özil | EFE

17 de noviembre de 2017 (13:50 CET)

Si algo tiene muy claro Leo Messi son los refuerzos que debe buscar el FC Barcelona en los próximos mercados de fichajes. Quiere a un organizador con clase, un jugador que nutra de balones a él y a Luis Suárez.

Es por eso que ante las informaciones que han aparecido estos días sobre una posible incorporación de Mesut Özil al Barça en el caso de que el fichaje de Philippe Coutinho se encalle, Messi ya le ha hecho saber al club que no lo quiere.

Leo no quiere saber nada de un jugador que, al margen de su fragilidad física y de su falta de regularidad, no cumple con los requisitos que debe tener un interior del conjunto blaugrana.

Otras opciones

El prefiera a jugadores con más visión y más recorrido que el alemán. De hecho, el propio Messi ya le ha propuesto al club dos nombres que sí cumplen con sus deseos y que, además aportarían mucho más juego que Özil.

Uno de ellos es Marco Verrati. El italiano es un viejo deseo del Barcelona y de Bartomeu, que ya ha intentado hacerse con el del PSG en varias ocasiones. El centrocampista, cuatro años más joven que Mesut, es capaz de jugar en todas las posiciones del centro del campo y, además, dar ese último pase que tanto echa de menos el ‘10’ culé desde la marcha de Xavi Hernández.

El otro nombre que ha puesto encima de la mesa el argentino es Bernardo Silva. El portugués, que tan sólo tiene 23 años, es uno de los centrocampistas con más futuro de Europa. El problema es que tiene mucha competencia en el Manchester City de Pep Guardiola.

Rápido, con una técnica envidiable y con una capacidad asociativa fuera de dudas, el luso, además, saldría mucho más barato que Coutinho. 80 son los millones que le costaría al Barça hacerse con él. Un Silva que estaría encantado de venir al Camp Nou y jugar junto a Messi y a Iniesta.

Una ayuda para ‘Don Andrés’

Un Iniesta al que Leo ve muy solo en el medio del campo. Rakitic, por mucho que se esfuerce defensivamente y haga más kilómetros que nadie, no es un tocador nato como sí lo es el manchego.

Y esa es la figura que quiere recuperar el crack para su Barça. Un jugador capaz de acompañar a Andrés en las labores de construcción y que, de esta forma, el equipo vuelva a recuperar el dominio del balón y la capacidad de llevar el partido a su antojo, algo que se perdió con Luís Enrique y que Ernesto Valverde está intentando recuperar. Y eso pasa por fichar a un ‘pelotero’. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad