Leo Messi | EFE

Messi no lo quiere. Y el Barça se lo quita a Florentino Pérez y al Real Madrid

stop

El veto del crazk argentino al galáctico que tiene la directiva culé en su agenda

15 de octubre de 2019 (12:00 CET)

En el Barça, como en el Real Madrid, están aprovechando este parón de selecciones para ir abriendo líneas de contacto de cara a los posibles fichajes del próximo verano. Y una de las posiciones que la directiva y la secretaría técnica creen que debe reforzarse es la del delantero centro.

Leo Messi y Luis Suarez | EFE

Si bien es cierto que, tras un inicio flojo de temporada, en los últimos partidos Luis Suárez parece haber dado un paso adelante y tener de nuevo su fusil muy bien calibrado, no son pocos en el club los que consideran que, teniendo en cuenta que en pocos meses cumplirá 33 años, es ahora un buen momento para buscarle un sustituto.

El Barça quiere un ‘9’

Algo que parece no estar precisamente en los planes de Leo Messi. De hecho, no es ningún secreto que el delantero argentino va a proteger siempre a su amigo de cualquier intento del club a la hora de quitarle minutos.

Desde que el uruguayo llegó al Barça no ha habido ningún ‘9’ que le haya podido hacer sombra. Y Leo quiere que eso no varía. Es por eso que ya ha advertido a la directiva que no quiere saber nada de uno de los nombres que más están sonando en los últimos días en el Camp Nou: Marcus Rashford.

El delantero del Manchester United es, por edad (cumplirá 22 años en unos días) y por calidad y por estilo de juego, una de las opciones que barajan en el feudo culé. Saben en la directiva azulgrana que el Real de Florentino Pérez también lo tiene en su agenda, pero cuentan desde el entorno del jugador que el inglés preferiría jugar en el Barça antes que en el Madrid.

Eso sí, teniendo en cuenta que Marcus renovó hace poco con el United y amplió su contrato hasta 2023, no va a ser precisamente fácil ni barato sacarlo de Old Trafford. De momento el Barça lo tiene en su lista de posibles refuerzos. También el Madrid. El problema es que, una vez más, es probable que el veto de Leo no ayude precisamente a la directiva culé. Y más si es para que Rashford se cargue a Suárez.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad