Messi no lo quiere en el Barça (y negocia con el Real Madrid de Florentino Pérez)

stop

El argentino no está de acuerdo con un fichaje del Barça y su negativa favorece los planes de Florentino Pérez

Barcelona, 17 de abril de 2018 (17:03 CET)

A falta de dirimir si el Real Madrid logrará extender su dominio en Europa, las ligas domésticas están prácticamente finiquitadas –como es el caso de la española y la italiana- o tienen un campeón oficial a falta de varias jornadas –la alemana y la inglesa.

Con el calendario de competición casi tocando a su fin, la maquinaria de fichajes comienza a engrasarse y algunos clubs tienen más trabajo por delante que otros. Pero es año de Mundial y nadie quiere dormirse en los laureles.

Por esa razón, se preparan auténticas renovaciones de equipo y el FC Barcelona vuelve a ser uno de los agitadores del mercado. El equipo de Valverde puede lograr un doblete con sabor agridulce, pero a nadie se le escapa su desequilibrio en el vestuario y pretende conseguirlo a golpe de talonario.

Con la decepción sufrida con Dembelé, Coutinho se perfila como acompañante de Suárez y Messi en ataque. Teniendo en cuenta la marcha de Iniesta en verano, volverá a ser necesario fichar a un centrocampista, pero el jugador escogido no entra en los planes de Leo Messi.

El eterno problema azulgrana

Con Verratti dado por imposible, la dirección deportiva de Josep Maria Bartomeu ha tanteado las opciones de cerrar a Paul Pogba, pero se han topado con la negativa del diez azulgrana a su llegada al Camp Nou.

El francés tiene una personalidad muy extrovertida que no termina de casar con el clima de relajación que impone Messi en el vestuario culé. Por eso hubo problemas con Neymar mientras que Suárez se amoldó inmediatamente.

Messi estira junto a Suárez en un entrenamiento del Barça / EFE

Messi estira junto a Suárez en un entrenamiento del Barça / EFE

El veto de Messi frustra una operación que desde la directiva se veía como idónea. Supondría finiquitar el problema vigente en el centro del campo desde que salió Xavi, daría continuidad a la línea de fichajes galácticos y evitaría problemas de negociación por la intención del Manchester United de venderlo.

Y ante el cierre de puerta barcelonista, Pogba ha dado instrucción a su agente de que no aleje las gestiones de la liga española. Quiere recalar en el Real Madrid y Florentino Pérez está dispuesto a ficharle.

Blanco y en botella

Pese a las malas relaciones entre el presidente blanco y el representante del jugador, Mino Raiola, el futuro de Pogba y el del Madrid tienen todos los ingredientes para acabar entrelazándose.

Mourinho ha dejado claro que no quiere contar con él la próxima temporada, y el United busca salida al que fuera jugador más caro del mundo, sin rebajar su precio.

La situación de Pogba es igual que la de Bale en el Real Madrid. El galés, precisamente, es objetivo de los británicos desde el verano pasado. Nada mejor que un intercambio entre ambos para salvar la devaluación de ambos jugadores y evitar el ridículo de las dos instituciones.

Pogba, además, sería un jugador muy del agrado de Zinedine Zidane y podría contribuir a que se quede en el banquillo blanco, previa consecución de la Champions League. Messi puede acabar ayudando al Madrid con la imposición de su criterio en el Barça.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad