Leo Messi | EFE

“Messi no lo quiere en el Barça”. ¡Ruedan cabezas! Hay lista negra (y con sorpresas)

stop

El argentino toma la palabra

04 de noviembre de 2019 (14:40 CET)

La gestión de los responsables del FC Barcelona no ha sido la correcta en los dos últimos veranos. El tiempo ha demostrado que desde que Andoni Zubizarreta fue destituido del cargo de secretario técnico en enero de 2015, la política de fichajes ha ido a la deriva, dejando una plantilla que deja mucho que desear y una previsión de futuro muy preocupante.

Un panorama que tiene muy preocupado a Leo Messi. El argentino sabe que a sus 32 años no le quedan muchas oportunidades más para levantar Champions Leagues o Balones de Oro. Y empieza a hastiarse de ver la capacidad del Barça en los mercados de fichajes.

Messi corta cabezas

La plantilla actual no promete un futuro positivo. El argentino ve que de los Luis Suárez, Ivan Rakitic o Marc-André ter Stegen, titulares indiscutibles durante las últimas temporadas, se ha pasado a  jugadores como Phillippe Coutinho, cedido en el Bayern, Clement Lenglet, titular por las lesiones de Samuel Umtiti, o Antoine Griezman y Ousmane Dembélé, jugadores que siguen sin adaptarse al conjunto azulgrana. Dembélé parece estar entendiendo algo mejor la filosofía del juego culé, pero sus actuaciones dejan mucho que desear.

O futbolistas como Nelson Semedo, que cada semana compite por ser el peor lateral de la Liga. El portugués firma algún que otro partido correcto, pero la mayor parte de sus minutos en el campo son un auténtico despropósito. O Junior Firpo, en el que ya no confía ni Ernesto Valverde, que lo dejó fuera de la convocatoria pese a que pretendía darle descanso a Jordi Alba.

Por no hablar de inventos como el de Sergio Roberto. El canterano debía formar parte del centro del campo este curso, pero Valverde ha vuelto a situarlo en el lateral, donde el de Reus no ofrece el perfil que necesita el conjunto culé.

Esto, sumado al declive de algunos de los jugadores con peso importante en el equipo durante los últimos años se acercan ya al final de su etapa en el Barça, tiene a Messi muy asustado. El argentino prevé el equipo que quedará en el vestuario culé a corto plazo, lleno de jugadores de segunda línea que no alcanzan el nivel para marcar las diferencias en las grandes competiciones, y no quiere quemar sus últimos años en la élite junto a futbolistas de bajo perfil.

Leo Messi

Messi avisa a los pesos pesados

Tanto es así que ha dado un golpe en la mesa. Apuntan desde el seno del club catalán que son varios los futbolistas a los que “Messi no quiere en el Barça”. Y espera que Josep Maria Bartomeu y compañía, en los que tampoco termina de confiar del todo, los cambien por futbolistas de más alto nivel que garanticen poder luchar por todas las competiciones hasta el último día de la temporada. Y es que con lo que hay actualmente en el equipo, teme que las debacles de las últimas dos campañas ante Roma y Liverpool sean solo el principio.

Y ojo, porque el delantero también ha mandado un mensaje a sus más cercanos del vestuario. Piqué, Suárez o Busquets también saben del mosqueo del atacante de Rosario, a los que exige que se pongan las pilas para marcar las diferencias. Sino dejarán de tenerlo como aliado en el terreno de juego.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad