Leo Messi | EFE

Messi no le habla. Pelea con este titular del Barça. Bartomeu tiene órdenes de echarlo

stop

Incendio en el equipo de Quique Setién en la vuelta a los entrenamientos

22 de mayo de 2020 (11:53 CET)

Esta semana pudimos volver a ver los primeros rondos de los jugadores del FC Barcelona en la Ciutat Esportiva Joan Gamper. Lo futbolistas del equipo de Quique Setién pudieron entrenarse en grupos de 10 y por fin pudimos ver a unos cuantos cracks juntos. Una imagen que poco a poco va acercando la nueva normalidad en la Liga.

Antoine Griezmann entreno

Después de casi dos meses viéndose las caras de lejos o mediante videoconferencia, los reencuentros se sucedieron en el territorio azulgrana. Sin embargo, no era buen rollo todo lo que se respiraba en las instalaciones del club culé. Algunas rencillas que ya existían antes del parón se mantienen. Y algunas se han agravado.

Antoine Griezmann, cuestionado

Que Antonie Griezmann nunca fue bien recibido en el vestuario culé no es ningún secreto. De puertas para fuera todo va como la seda. Hasta se abraza con Leo Messi y el resto de cracks al celebrar los goles. O se abrazaba, pues habrá que ver qué ocurre tras la pandemia del coronavirus. Pero de puertas para dentro la cosa cambia.

Barça de Messi, Suárez, Griezmann y un fichajes sorpresa| EFE

Porque Griezmann no ha tenido un primer año fácil en el FC Barcelona. El delantero francés ha vivido unos primeros meses en los que se ha llevado unas cuantas miradas de recelo. El delantero francés nunca fue bienvenido del todo. Y por más de un motivo.

Los cracks ponen la cruz a Griezmann

El primero de todos fue el desplante que el delantero francés le hizo al Barça en verano de 2018. Entonces el jugador lo tenía casi hecho con el equipo catalán- Y los pesos pesados le abrieron las puertas del vestuario.

Pero a última hora, no solo decidió rechazar la propuesta, sino que lo dio a conocer mediante el famoso documental La Decisión. Y aquello le sentó al núcleo duro del grupo como un desprecio al conjunto catalán y a los jugadores, que desde entonces no han dejado de mirarlo de reojo.

Hechos agravantes

Un vídeo que llegó unos meses después de que el delantero francés dijera aquello de que podía “comer en la mesa de Messi”. Unas palabras a las que el astro argentino no había prestado demasiada atención, pero que después del documental volvió a recordar con más fuerza.

Tras la llegada del ex del Atletico de Madrid todo apuntaba a que poco a poco se irían limando las rencillas. El roce hace el cariño, dicen. Pero nada más lejos de la realidad.

El jugador no ha logrado adaptarse al juego del equipo. Está muy lejos del nivel mostrado en el equipo colchonero y también de lo que Neymar aportaba al equipo. Y a ello se sumaron unas nuevas declaraciones incendiarias.

"No van a poder conmigo, no voy a bajar los brazos. ¡Oh sí, están celosos de mí (por el Mundial de 2018)! Mejor sonreír", habría declarado Antoine a Fance Football, en unas palabras que apuntan directamente a Messi, publicadas en un artículo en el que la revista repasaba los primeros meses del jugador en Barcelona.

Desde el entorno de Griezmann aseguran que nada de lo publicado por la revista francesa es cierto. Pero el asunto ya ha llegado a los pesos pesados, que callarán y mantendrán las formas como hasta ahora de cara a la galería, pero que Leo sigue teniendo grabadas a fuego.

Bartomeu busca salida a Griezmann

Por todo ello, y por otros asuntos que callan en el vestuario culé, Messi habría dejado claro a Josep Maria Bartomeu que no quiere al galo en el equipo. El argentino y el francés ni se miran a la cara. Y el presidente tiene órdenes de darle salida el próximo verano. Y a poder ser, que sea a cambio de Neymar

Neymar | EFE

Algo que Griezmann sabe. El atacante no es tonto y sabe que desde la cúpula estudian como llevar a cabo su salida. En otras palabras: que le echan. Y que el presidente tiene instrucciones de meterlo en la rampa de salida.

Griezmann se planta

Pero Griezmann no es tonto. Asegura a su entorno que no se va. No cederá ante el poder de Messi del que ,como Dembélé o Umtiti está más que harto. Sabe que en ningún sitio tendrá un mejor contrato que el que tiene en el Barça. Y estas posiciones enfrentadas tiene a los cracks sin mirar ni a la cara a Griezmann.

De momento todo queda dentro del vestuario. Pero habrá que ver como gestionan la situación de puertas para afuera en cuanto regrese del todo la normalidad y empiece la competición.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad