Messi no aguanta más a cuatro del Barça ("O se van o los echa")

stop

No despiertan: el Barça sufre ante el Leganés (2-1)

El Barça sufre ante el Leganés | EFE

19 de febrero de 2017 (23:00 CET)

Escándalo. El FC Barcelona ha conseguido una victoria más que sufrida en el Camp Nou. Ante el Leganés, un rival más que modesto, los de Luis Enrique Martínez no han podido recuperar las buenas sensaciones. Y es que los tres puntos ha sido lo único positivo del duelo.

La bola ha crecido. Los barcelonistas esperaban firmar el borrón y cuenta nueva este domingo. Después del fiasco recogido en el Parque de los Príncipes en Champions, los culés estaban seguros de poder recuperar la buena línea en la Liga.

Lo que iba a ser una victoria cómoda se ha convertido en un auténtico quebradero de cabeza. Y es que una vez más, el Barça ha terminado pidiendo la hora. El penalti in extremis marcado por Leo Messi ha eclipsado el partido soberbio del cuadro madrileño.

Sin embargo, este 2-1 en el marcador no ha tapado la preocupación extrema. Especialmente, el crack argentino ha sido el mayor alertado.

El malestar de Messi

El líder del equipo azulgrana ha visto como el decimoséptimo clasificado les imponía su juego; el Leganés ha conseguido poner contra las cuerdas a los culés.

El malestar de Messi ha sido tal que su rostro no lo escondía. Tras transformar en gol un penalti que les daba la victoria, Leo ni si quiera se ha inmutado. Mientras que el resto de sus compañeros lo celebraban como si nada, el argentino mostraba su descontento.

Este no es el camino y el astro culé lo sabe. El conjunto de Lucho ha vuelto a mostrar una versión que lejos queda del nivel deseado. La MSN no ha podido brillar, aunque los problemas detectados parten de atrás. El problema viene de lejos. ¿La evidencia? Este domingo ante el Leganés.

Las primeras reacciones

Los ánimos en el vestuario son preocupantes. Y es que los pesos pesados, con un Leo portavoz, han reaccionado a este bache. ¿El ciclo se ha acabado? No se sabe. Lo que sí que identifican son los refuerzos que deben llegar. Hay jugadores que no dan la talla, es una evidencia. Algo falla.

En este caso, los 'capos' han señalado a cuatro fichas. La primera de ellas es Mathieu. Una vez más, el veterano francés ha demostrado que no está al nivel para ser titular en el Camp Nou. Gerard Piqué y Samuel Umtiti necesitan un refuerzo top para poder rotar. Es un coladero.

La segunda patata caliente es Digne. El recién llegado no se ha adaptado bien al equipo. No genera ocasiones y su estilo de juego no empasta con la filosofía azulgrana. Va perdido. Por ello, la ausencia de Jordi Alba se nota. Especialmente, se resiente Messi.

El tercer suspenso se lo lleva André Gomes. El gran protegido de Luis Enrique ha vuelto a quedar retratado. Su nivel está lejos del demandado para estar en lo más alto.

Como se había avanzado, el modo de juego del luso no se adapta al Barça. Lucho sigue pujando por él, pero la MSN necesita un medio del campo fuerte para poder lucirse. Así no va.

Luis Enrique, de nuevo retratado

El cuarto señalado no es otro que Luis Enrique. Este domingo ha vuelto a quedar retratado. Cuando algo falla, la responsabilidad recae en el técnico. Ha vuelto a hacer rotaciones. Ha vuelto a fallar. Según desvelaron en El Chiringuito de Jugones, hay jugadores que ven a Lucho cansado.

El fin de ciclo del asturiano cada vez toma mayor protagonismo. Desean un cambio de aires. Un entrenador con pilas recargadas; nada de desgaste.

Leo se desvive por el Barça, aunque la paciencia de Messi tiene un tope. El crack argentino desea liderar un equipo ganador. El equipo de las últimas semanas no convence a nadie. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad