Leo Messi | EFE

“¿Messi? Ni verlo”. Cambia el Barça por Zidane. Y se rebela: “Véndeme a Florentino Pérez”

stop

El crack que rechaza al club culé para irse con el Real Madrid

18 de octubre de 2019 (11:54 CET)

El FC Barcelona ya se encuentra en Éibar desde este jueves por la noche para disputar el partido de este sábado contra los azulgrana. El club prefirió no esperar a este viernes o el sábado con tal de evitar cualquier percance a causa de la vaga general que tiene lugar hoy en Catalunya. Un choque para el que Ernesto Valverde se ha llevado a todos sus efectivos disponibles, entre los que descartará a los pertinentes horas antes del partido.

Aunque no habrá tantas dudas en la lista definitiva de convocados como las que tendrá el técnico a la hora de confeccionar su once inicial. Sobre todo en la línea de ataque, dónde deberá decidir quién de Ousmane Dembélé o Antoine Griezmann acompañará a Leo Messi y a Luis Suárez en el tridente. Y es que el Txingurri no las tiene todas con ninguno de los dos galos.

Dudas con Griezmann

Griezmann empezó muy perdido durante la pretemporada. Pero en el segundo partido de Liga fue el artífice de la remontada al Real Betis con dos goles. Parecía que el francés empezaba a coger galones y a encontrar su sito en el equipo. Pero nada más lejos de la realidad.

Antoine Griezmann | EFE

Desde entonces ha disputado siete partidos con los culés y en ninguno de ellos ha visto puerta de nuevo. Y se le nota muy poco adaptado a la banda izquierda, que tampoco sería su perfil ideal.

Dembélé y las lesiones

Valverde se ha percatado del asunto. Y prueba de ello es que en el último choque contra el Sevilla antes del parón por compromisos internacionales, Valverde dejó al crack francés en el banquillo durante los 90 minutos, dando la titularidad a un Dembélé que llegaba después de haberse pasado casi todo el inicio de la temporada en la enfermería.

El ex del Borussia Dortmund se lesionó en el primer partido contra el Athletic Club. Y volvió a lesionarse en su reaparición semanas después contra el Getafe. Pero lejos de que Valverde decidiera irle dando entrada en el equipo progresivamente, le dio la titularidad, lo que en cierto modo fue un aviso a Griezmann. Veremos por quién se decide el Txingurri.

Ousmane Dembélé | EFE

Lo que pudo ser y no fue

Lo que si tiene claro un amplio sector en el club es que este problema de indecisión no existiría si las cosas se hubieran hecho mejor en 2017, tras la salida de Neymar Jr del Barça.

Entonces el club culé ingresó 222 millones de euros y se dispuso a atacar el mercado en busca de un relevo para el brasileño. Y tuvo varias opciones entre manos.

Salah se ofrece al Barça

Una de ellas fue la de Mohamed Salah. El egipcio jugaba en la Roma, pero la entidad italiana se le había quedado pequeña. Le había llegado el momento de salir. Y el africano fue ofrecido al FC Barcelona a cambio de 40-50 millones de euros.

Pero el entonces secretario técnico del club catalán Robert Fernández rechazó la propuesta. el directivo prefirió a Dembélé a cambio de 140 ‘kilos’ entre fijos y variables. Un jugador al que llevaba siguiendo desde el año anterior y que se había convertido en su apuesta particular.

El Barça rechaza a Salah

Un futbolista que, por cierto, un año antes costaba 15 millones de euros, lo que define la operación como muy poco inteligente.

Para más inri, en el mercado invernal el Barça pagó otros 160 millones entre fijos y variables por Phillippe Coutinho, mientras muchos en el club seguían pensando en el rechazo a Salah por parte de Robert Fernández.

Pero comentan desde el club que el secretario técnico no fue el único que tuvo que ver en la negativa a mover ficha por el africano. Algunas voces señalan a Leo Messi y a que el argentino prefirió no tener a Salah en el equipo. No quería otro gallo en el gallinero.

Salah llama al Real Madrid

Y que al saberlo, el crack egipcio pidió a su agente romper cualquier vínculo con el club de la capital catalana: “¿Messi? Ni verlo”.

Y no solo eso. el futbolista y su representante abrieron posteriormente varias negociaciones que terminaron con el crack en el Liverpool, y en las que también estuvo metido el Real Madrid. “Véndeme a Florentino Pérez”, llegó pedir Salah a su equipo de gestores.

El Real, por su parte, estudió la operación, pero entonces Cristiano Ronaldo y Gareth Bale eran las apuestas del Madrid para las bandas. Zidane lo hubiera cambiado por el galés, pero Florentino prefirió no tocar el equipo y dar otra oportunidad a Bale. El ahora jugador del Liverpool no tenía sitio en el equipo, lo que aprovecharon los red para llevarse al que ahora es uno de los buques insignia del conjunto británico.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad