Messi monta una reunión clandestina con tres capos del Barça por Luis Enrique

stop

La reacción de los pesos pesados al bache culé

La cara más amarga de Leo Messi en el Barça | EFE

20 de febrero de 2017 (11:31 CET)

Reacción. No hay tiempo que perder. Con la temporada en pleno auge, el FC Barcelona está atravesando por un momento más que complicado. El estilo de juego hace meses que no va, aunque en la última semana las alarmas se han disparado.

El golpe más duro se vivió el pasado martes ante el Paris Saint-Germain. Los de Luis Enrique Martínez se vieron totalmente superados por el cuadro galo y encajaron cuatro goles. Pie y medio fuera de la Champions en octavos de final.

Sin embargo, este bache se acentuó el pasado domingo. El Barça desperdició una oportunidad de oro para recuperar las buenas sensaciones. Cierto es que se llevaron los tres puntos del duelo ante el Leganés, aunque la realidad es que sufrieron la gota gorda.

Un penalti in extremis marcado sobre Neymar Júnior les otorgó en bandeja de plata los tres puntos. Leo Messi no perdonó y lo anotó. Ahora bien, este 2-1 no tapó lo que es una evidencia: este Barça no va.

Conscientes de todo ello, los jugadores barcelonistas abandonaron el verde totalmente tocados. Caras largas y rostros serios fue la primera reacción de los pesos pesados. El público no perdonó y pitó. Molestita total.

La reunión privada de los 'capos' azulgranas

Ahora bien, este mismo lunes el equipo ha activado un plan de reacción. Queda mucha temporada por delante, por lo que no hay tiempo para lamentaciones.

Por ello, según desvelan fuentes allegadas al vestuario culé, Messi ha movido los hilos para encontrarse próximamente con Gerard Piqué, Andrés Iniesta y Sergio Busquets. Deben liderar una respuesta contundente. Demostrar que son fuertes sobre el césped.

Los cuatro líderes saben que para remontar la situación deben tirar del carro. Hay que luchar hasta el final. Hacer borrón y cuenta nueva. Todo ello es lo que se espera hablar en esta reunión de urgencia. Si alguien puede levantar el equipo, son ellos.

El malestar de los 'capos' es palpable. Luis Enrique es el principal señalado. Aun así, no hay vuelta atrás.

El fin de ciclo del técnico asturiano se evidencia semana tras semana, aunque hasta final de temporada no habrá una resolución. Ahora, no pueden hacer nada al respecto.

Ante esta situación, los pesos pesados deben dejar de lamentarse. No vale buscar culpables, ya que nada cambiará hasta verano.

Por ello, en esta cumbre, los cuatro hombres fuertes de Can Barça trazarán el plan: reacción. No pueden hacer nada más que competir. Este es el objetivo. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad