Leo Messi lanza una bomba| EFE

Messi monta el lío con un fichaje del Barça

stop

Leo pone las cartas sobre la mesa

17 de octubre de 2017 (12:34 CET)

Leo Messi no está para tonterías. Desde los despachos del Camp Nou ya están sondeando el mercado de cara a la temporada que viene y algunos de los nombres que suenan no son del gusto del argentino.

Messi quiere un crack y lo quiere ya. Nada de perfil bajo. Tras la marcha de Neymar Jr el equipo ha bajado un peldaño en cuanto a calidad y el delantero no lo tolera.

Tras el viaje el pasado fin de semana de Robert Fernández y Urbano Ortega a Alemania para ‘espiar’ a Julian Brandt en el Leverkusen-Wolsfburgo, Messi no ha tardado en mostrar su disconformidad por cómo se está planificando la temporada que viene.

El ‘10’ culé ya ha hecho saber a su presidente cuáles son sus preferencias.

Coutinho sí o sí

Leo no quiere medias tintas, quiere una estrella. Y ese es Philippe Coutinho. Los últimos nombres que están apareciendo como posibles refuerzos no entusiasman para nada al argentino.

Ni Julian Brandt, del Bayern Leverkusen, ni Max Meyer, del Schalke 04, son jugadores que entusiasman al delantero culé, que prefiere nombres ya contrastados y que aporten desde el primer minuto ese punto de calidad que, según Messi, le falta al equipo.

Plan B

Pero desde los despachos la idea es otra. Bartomeu y la secretaria técnica del club están barajando la opción de incorporar a dos o tres jugadores con un perfil más bajo que el de Coutinho. La razón sería la gran suma de dinero que se pide desde Anfield en comparación al bajo coste que tendrían los otros posibles refuerzos.

En todo caso Leo Messi ya ha dejado clara su postura: No al plan B y sí a Coutinho.