Messi mete mano en los fichajes del Barça

stop

El crack azulgrana, todavía molesto, presiona para que se cierre una contratación

Leo Messi se exhibe con la selección Argentina frente a Panamá | EFE

14 de junio de 2016 (20:55 CET)

Leo Messi sigue molesto con el FC Barcelona. El astro argentino está enfadado porque no entiende el trato que desde el club se ha dado a jugadores clave para el equipo y, además, buenos amigos suyos. Lo explicábamos recientemente haciendo clara mención a los casos de Dani Alves y Javier Mascherano.

El astro argentino siempre ha exigido tener un equipo lo más competitivo posible para aspirar a todo. El es el líder, pero necesita estar bien rodeado para triunfar y poder desplegar su magia. Cree que con las bajas de Alves y Mascherano –a falta de confirmación de esta segunda– el equipo se verá muy debilitado. Por ello, Messi ya empieza a meter mano en los nuevos fichajes.

Y el argentino no solo valora las condiciones futbolísticas de los nuevos jugadores, sino el entendimiento personal con él. Messi es un tipo sencillo, más bien cerrado y poco hablador. No le es fácil conectar con todo el mundo y ha tenido muchas enganchadas silenciadas con compañeros por piques en los entrenamientos.

¿Oferta lanzada?

Es por ello que el argentino ha solicitado el fichaje de Luciano Vietto, un jugador argentino con el que tiene una muy buena relación. De tan solo 22 años, el futbolista italo-argentino del Atlético de Madrid podría desempeñar en el Barça ese rol de cuarto delantero que tanto ha pedido Luis Enrique. Las dudas son evidentes: con Simeone no ha dado la talla.

Lucho prefiere a Nolito y así lo ha manifestado en diversas reuniones con la dirección deportiva del club. Lo ha dicho por activa y por pasiva, pero en la entidad tienen dudas sobre la conveniencia de pagar 18 millones de euros por un jugador de 29 años, por mucho que Piqué diga que "es una ganga". Vietto costaría menos y su agente, Jorge Czysterpiller, ha asegurado que tiene una oferta del Barça. Aunque en estas épocas del año, los agentes no son muy de fiar.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad