Messi mete mano en la renovación de Luis Suárez 

stop

El gran hándicap en la renovación del uruguayo

Gerard Piqué celebra un gol junto a Leo Messi y Luis Suárez

13 de octubre de 2016 (16:53 CET)

Lo quiere a su lado. Leo Messi y Luis Suárez han formado uno de los mayores tándems del vestuario del FC Barcelona. Los dos grandes pilares del tridente se entienden a la perfección dentro y fuera del terreno de juego. De hecho, es una sinergia que va más allá del césped, ya que los dos delanteros han congeniado de maravilla en la ciudad condal. Rivales con sus cuadros nacionales, ambos cracks han forjado en el club azulgrana una relación de amistad. Y es que a día de hoy, tanto los propios futbolistas como sus familias, se han convertido en inseparables. Son vecinos, llevan a los hijos al mismo colegio, salen con sus parejas a divertirse juntos, etc. La relación de Messi y Suárez va mucho más allá del Camp Nou.

Por todo ello, Leo desea que el charrúa esté satisfecho en el Barça y ni se le pase por la cabeza levantar el ala. En este sentido, según desvelan fuentes cercanas al astro argentino, el de Rosario ya habría pedido expresamente al club que la renovación de su compañero se produzca sin sorpresas. La entidad catalana tiene intención de mejorarle el contrato al uruguayo, aunque sin embargo, los contactos no han llegado a transformarse en firma. Messi sabe del gancho que tiene dentro del equipo barcelonista, por lo que ha tirado de influencia para asegurarse que esta ampliación llegará sin sorpresas, tal como desvela la fuente citada.

Las demandas de Suárez

Por su parte, el agente del uruguayo, Pere Guardiola, ya trabaja en las negociaciones con el Barça. La idea es que Suárez amplíe antes de Navidad su contrato con los azulgranas. Luis desea que se le asegure su continuidad en el Camp Nou hasta 2021. Estas demandas están siendo analizadas por el club catalán, ya que a día de hoy Luis rinde a un altísimo nivel y es crucial en la delantera culé, pero sin embargo, su avanzada edad es un gran hándicap para renovar por cinco años. A sus 29 años, significaría tener atado al delantero hasta los 34. El objetivo de rejuvenecer al equipo también está sobre la mesa.

Frente a ello, la entidad barcelonista quiere curarse en salud, por lo que de momento no da el paso hacia adelante. Además, Suárez también pide una mejora salarial significativa, ya que la renovación de Neymar abrió la caja de pandora. Los contactos siguen, aunque Luis cuenta con su gran padrino Leo Messi que intentará mediar para que los deseos del uruguayo lleguen a cumplirse en el Barça. Las demandas del crack argentino suelen ser deseos cumplidos en el Barça. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad