Messi mete en la nevera a un jugador del Barça (y Luis Enrique baja la cabeza)

stop

El técnico azulgrana ha captado el mensaje del verdadero jefe

Luis Suárez y Neymar, felices con el centro del campo del Barça frente al Sporting | EFE

01 de marzo de 2017 (21:17 CET)

A estas alturas de la película nadie lo discute. Nadie osa ni toserle. Leo Messi es el verdadero líder del Barça. El único que manda.

Ha costado. Han sido muchos los avisos que el crack argentino ha dado a Luis Enrique Martínez. Pero, finalmente, el técnico asturiano ha visto la luz.

En Diario Gol venimos advirtiendo sobre ello desde hace jornadas. André Gomes lleva dos partidos seguidos en el banquillo. Se le acabó la titularidad.

Los mensajes hacia el técnico han sido muchos. También desde dentro del vestuario. Finalmente, el Camp Nou le llamó la atención con una pitada brutal.

Luis Enrique, también pitado aquella tarde contra el Leganés, asumió los silbidos hacia su persona con naturalidad. No los que recibió Gomes.

Sin embargo, el técnico ha reaccionado. Y, con la ausencia de Gomes, también el conjunto catalán ha recuperado sensaciones.

Frente al Atlético de Madrid, el centrocampista portugués no tuvo ni un minuto. Contra el Sporting, saltó al césped cuando el choque ya estaba decidido.

El Barça, reanimado tras un sufrido triunfo en el Calderón, arrolló al Sporting desde el primer momento. Los goles de Messi ('9), Rodríguez en propia meta ('11), Luis Suárez ('27), Paco Alcácer ('50), Neymar ('66) y Rakitic ('87) fueron una losa.

El equipo de Rubi, antiguo ayudante de Tito Vilanova en el Barça, no pudo plantar cara y abandonará Martorell –no encontraron hotel en Barcelona debido al Mobile World Congress– tras sufrir un duro correctivo (6-1).  

Variedad táctica

Tan claro había dejado Messi que no se siente a gusto en el verde con Gomes, que Lucho no les hizo ni coincidir. Al ver el duelo sentenciado, el técnico dio entrada al portugués en lugar del astro argentino, ovacionado por el Camp Nou.

Antes, el asturiano dio descanso a Luis Suárez, que cedió minutos a Alcácer. El abrazo del valenciano con Messi tras su primer gol en Liga fue muy significativo. Como el buen partido que cuajaron Rakitic, Denis y Rafinha.

Los tres centrocampistas son rivales directos de Gomes en la lucha por la titularidad en la medular. Sin embargo, el brasileño sorprendió nuevamente jugando por banda derecha.

La variedad y riqueza táctica que mostró el cuadro azulgrana gustó en el Camp Nou y parece que puede ser una de las claves para plantar cara al PSG en la vuelta de la Champions.

Sergi Roberto descansó y jugó Jordi Alba –en el Calderón fue al revés–, que lo hizo algo más retrasado y centrado de lo habitual. Tras el trámite del Sporting, toca pensar en el Celta justo antes de volver a Europa. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad