Leo Messi | EFE

¡Messi lo pide! Fichaje (“¡Vaya paquete!”) para el Barça. ¡Florentino Pérez quiere que venga ya!

stop

El capitán azulgrana mueve ficha

05 de noviembre de 2019 (17:55 CET)

Esta noche el Barça se juega mucho más que los tres puntos ante el Slavia de Praga. Si bien es cierto que los culés tienen ya muy bien encarrilada la fase de grupos de la Champions League, los azulgranas deberán ganar de forma contundente a un equipo muy menor como es el Slavia para rebajar los encendidos ánimos de la parroquia catalana.

Y es que la estrepitosa derrota ante el Levante, donde los de Valverde encajaron tres goles en apenas diez minutos y volvieron a demostrar que están muy lejos de ser un equipo que pueda luchar por algo gran de este año, ha encendido definitivamente las alarmas.

De hecho, esa derrota supuso la confirmación oficial de algo que mucho ya intuían: la afición está harta de Valverde. Muchos se lo hubiesen cargado ya tras la eliminación de la temporada pasada a manos del Liverpool. Incluso hay quien ya avisó un año antes, tras la debacle de Roma, que el Txingurri no tenía nivel para estar ante un gran buque como es el del Barça.

Valverde | EFE

Un buque que se va a pique. Son muchos los que apuntan que hay que aprovechar cómo sea los últimos años de Leo Messi. Al argentino no le queda precisamente mucho en los terrenos de juego, y hay quien considera que tan solo cuatro Champions (en la de 2006 el de Rosario estaba lesionado) son un bagaje muy flojo para el que muchos consideran el mejor jugador de la historia.

El Barça tiene la competición doméstica bajo control, pero le falta ese plus para hacerse fuerte de nuevo en Europa. Algo que hace ya tiempo que no sucede. Desde la Champions de Luis Enrique, los culés no han hecho otra cosa que acumular fracasos. Y este año no pinta precisamente mejor que los anteriores.

Messi y el próximo técnico del Barça

Es más, como ocurre con Zinedine Zidane en el Real Madrid, hay quien considera que, en el momento en el que el Barça pierda un partido importante o acumule una mala racha, Ernesto Valverde será destiduido.

No es precisamente muy habitual que en el Camp Nou salten técnicos a media temporada, pero la paciencia con Valverde se está agotando. De hecho, en la grada ya muy pocos lo defienden. También en la directiva, donde son varios los que ya están proponiendo soluciones y nombres.

En el vestuario, el lío es aún mayor. No es ningún secreto que, si Ernesto sigue hoy en el club es porque los Messi, Piqué, Suárez y compañía se sienten a gusto con el vasco. Pero ojo no precisamente porque el Txingurri sea un técnico que les motive, que les apremie, que les de ese plus tan necesario para ganar títulos.

Messi y Valverde | EFE

No. Están contentos con él porque es uno de esos técnicos poco intervencionistas. Deja hacer y eso, a jugadores con tantos años en el club y que ya están en la fase final de sus carreras, les va de maravilla.

Es por eso que, ante el posible panorama de que el técnico español se marche (ya sea durante el año o en verano) Leo Messi ya ha puesto un nombre encima de la mesa. Un nombre que no ha generado precisamente mucha ilusión en el barcelonismo. De hecho, opiniones como “¡Vaya paquete!” ya vuelan por las redes.

El ‘nuevo’ Tata Martino

Y es que no es otro que Marcelo Gallardo, el actual técnico de River Plate. Un técnico que ya tiene mucho nombre en Argentina (fue el entrenador que levantó la Libertadores en el Santiago Bernabéu en 2018) y empieza a tener buena prensa en Europa.

Sin embargo, hay quien considera que el hecho de que Messi apuesta por él no es precisamente por sus conceptos técnicos o por su capacidad de gestión de vestuario, sino más bien porque sabe que su compatriota, y más si es Messi quien lo propone y acaba siendo el nuevo técnico, sería el ‘nuevo’ Tata Martino, es decir, un entrenador con el que el vestuario seguiría teniendo manga ancha para hacer y deshacer a su antojo.

Un nombre, el de Gallardo, que Florentino Pérez aprueba de inmediato. Entre otras cosas porque ya intuye que no sería precisamente un peligro. Eso sí, parece que en la directiva culé no están muy por la labor.

Es más, parece que la apuesta de Josep Mª Bartomeu y los suyos es Ronald Koeman, un técnico que está a las antípodas de la filosofía futbolística de Johann Cruyff (por eso gusta tanto en la directiva) y que ya ha hablado abiertamente de sus ganas de aterrizar en el Camp Nou.

Veremos. Lo cierto es que lo que parece claro es que, viendo cómo está jugando le Barça y la nula capacidad de reacción que parece tener Valverde, el vasco está destinado a marcharse por la puerta trasera. Se avecina lucha, de nuevo, entre vestuario y palco por ver quién le sustituye.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad