Messi mueve ficha en el Barça | EFE

Messi llama a Piqué para cortar una cabeza en el Barça (y es un peso muy pesado)

stop

El delantero argentino y el central catalán juntan filas

21 de junio de 2018 (17:30 CET)

La guerra en el FC Barcelona está servida. De hecho, hace tiempo ya que en el seno del conjunto culé se está cociendo a fuego lento una clara lucha entre el vestuario y la junta directiva.

Muchas son las veces que una u otra parte se han enviado dardos mutuamente, pero ahora la tensión ha subido un escalón de golpe. Y todo por culpa del frustrado fichaje de Antoine Griezmann.

La llamada de Leo Messi a Gerard Piqué

El caso es que al club no le gustó nada la implicación de Gerard Piqué en La decisión, el documental en el que el delantero del Atlético de Madrid desveló que se quedaba en el Wanda Metropolitano y daba calabazas al Barça.

Un enfado, el del club con Piqué, que Jordi Mestre, miembro de la junta barcelonista, hizo público: “Me sabe mal y lamentamos que los socios se hayan desilusionado por las formas y por la escenificación de la resolución final. Le trasladamos a Piqué que su participación había generado sorpresa y malestar al club y entre los barcelonistas. Hablaremos internamente con Piqué y Umtiti y no haremos más valoraciones públicas”.

El caso es que al vestuario, especialmente a los pesos pesados, no les ha sentado nada bien esta reprimenda pública del club a Piqué. De hecho, Leo Messi llamó a su amigo y compañero en el Camp Nou para darle todo su apoyo.

El vestuario está contra la junta

Por su parte, Piqué decidió quitarle hierro al asunto con un “que me llamen. Tienen mi teléfono”. Pero el malestar del central es más que evidente. El caso es que tanto Messi como el defensa catalán, que saben que tienen el apoyo del vestuario, avisan que o bien la junta toma otro rumbo, tanto a nivel deportivo como comunicativo, o habrá guerra.

Piqué se va de la lengua: el plan del Barça de Bartomeu para cargarse la Decimotercera del Real Madrid | EFE

A los cracks no les están gustando nada las formas de la directiva de un Josep Mª Bartomeu que, en un intento de calmar los ánimos, ha decidido fichar a Eric Abidal para que forma parte de la secretaría técnica y que, de paso, haga de puente entre el vestuario y la junta.

Parece difícil. Y más teniendo en cuenta que el vestuario ya ha amenazado con empezar a señalar hacia el palco si las cosas se ponen feas este año.

Los pesos pesados del vestuario del Barça consideran que Bartomeu es el máximo responsable de una situación que se complica a cada día que pasa. Las negativas de los grandes cracks a fichar por el club tienen un culpable. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad