Messi| EFE

Messi le quita a Florentino Pérez el galáctico que sustituirá a Dembélé en el Barça

stop

El crack argentino mueve ficha y pone de los nervios al presidente del Real Madrid

10 de noviembre de 2018 (11:55 CET)

Ousmane Dembélé está acabando con la paciencia de todo el barcelonismo. Y es que, desde la directiva hasta a la afición, pasando por el cuerpo técnico y el vestuario, todos los estamentos del club están más que hartos del francés.

¿Los motivos? Muchos. Demasiados. El principal, su carácter y su estilo de vida. De hecho, el episodio protagonizado el pasado jueves no ha hecho más que dar argumentos a todos aquellos que están pidiendo a la directiva que lo venda cuanto antes.

El lío con Dembélé en el Barça

Y es que el delantero francés estuvo ‘desaparecido’ durante una hora y media. Ernesto Valverde había citado a sus jugadores para entrenar en la Ciutat Esportiva a la hora habitual, pero Ousmane no se presentó.

Dembélé | EFE

El club, según informó Rac1, estuvo mas de una hora y media intentando localizarlo sin éxito. Finalmente pudieron hacerlo. El jugador estaba en su casa con molestias. Tanto es así que un médico del club se acercó a su domicilio y comprobó que sufría una gastroenteritis.

Un lío muy feo que ha desatado la ira de muchos en el Camp Nou. Y es que es tan sólo uno más de los problemas de indisciplina que está causando el galo en los últimos tiempos.

Son constantes sus impuntualidades en las convocatorias y en los entrenos, su vida más allá del terreno de juego no es precisamente la más recomendable, su dieta no es la que debería tener un jugador de futbol de alto nivel y, lo que es peor, dentro del campo es de todo menos un crack.

El vestuario lo quiere fuera

Si bien es cierto que ha marcado goles decisivos y muy importantes en los últimos tiempos, también es cierto que el extremo puede pasarse todo el partido deambulando por el campo sin hacer la más mínima acción meritoria.

Y eso desespera a sus compañeros. Es más, no son pocas las veces que se han visto gestos de enfado por parte de Suárez, Messi o Rakitic (el que tiene que acabar cubriendo siempre sus espaldas) en el césped. Lo quieren fuera, y cuanto antes.

Por su parte, tampoco es que Valverde sea muy fan de Dembélé. Todo lo contrario. Cuentan desde el entorno del vasco que, literalmente, le desespera. Episodios como el del jueves sumados a el ya famoso partido en el que estuvo calentando más de diez minutos y, cuando el Txingurri le llamó para entrar, aún no tenía las botas atadas, han acabado con la paciencia (que ya es difícil) de Ernesto.

Ousmane Dembélé | EFE

Además, tácticamente no es que sea precisamente un jugador muy comprometido. La misma alegría y el mismo caos que tiene a la horade atacar y regatear lo tiene a la hora de defender. Algo que desespera al técnico vasco.

La junta lo tiene muy claro

De ahí que no sean pocos los que aseguren que este verano el delantero hará las maletas. Algo que muchos pidieron para el pasado verano, pero en la junta aún había ciertas esperanzas en Ousmane.

Al fin y al cabo, se habían gastado más de cien millones en él y tenían que darle, al menos, una segunda oportunidad para ver si acababa de arrancar o no. No lo está haciendo. Todo lo contrario. Se está metiendo en un pozo muy oscuro y con el agua hasta el cuello. Y, episodios como el de a polémica gastroenteritis, no es que le ayuden precisamente.

Tanto es así que, aunque desde dentro no lo quieren hacer público, es muy cierto que el galo tiene el cartel de transferible colgado del cuello. Veremos qué ofertas llegan. Si sigue así, seguro que no serán muy suculentas.

Dembélé | EFE

Leo Messi mueve ficha

En cualquier caso, Messi ya tiene muy claro que ‘el mosquito’ va a volar en cuanto acabe la temporada. Y tiene también muy claro qué perfil de jugador quiere para sustituir al galo: un galáctico.

Con Coutinho que no acaba de arrancar del todo y Luis Suárez cada vez más mayor, el argentino sabe que la delantera del Barça necesita un jugador que esté en su mejor momento, y son dos los nombres que ha puesto encima de la mesa: Eden Hazard y Mohamed Salah.

Dos cracks de banda, con ganas de títulos y con una técnica y un desparpajo que, al contrario que Dembélé, sí saben convertir en peligro cuando tienen el balón. El argentino, cuentan, ya ha trasladado los dos nombres a la directiva. Está por ver si el club se embarca en un fichaje de estas alturas.

Florentino Pérez se pone nervioso

Entre otras cosas porque no es otro que Florentino Pérez el que también está detrás de las dos estrellas de la Premier League. Si bien en el Barça buscan un sustituto para una de sus piezas de ataque, en el Bernabéu tienen la idea de remodelar toda la línea ofensiva, y el belga y el egipcio están en la lista del presidente.

Una lista que cuenta con más nombres como el de Neymar o Mbappé, pero las opciones de Hazard y Salah son más baratas. Eso sí, si el Barça de Messi (un imán para galácticos) se entromete, puede que se le complique la situación al presidente del Real.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad