Riqui Puig y Leo Messi | EFE

Messi le canta las 40: “¡Así no lo quiere en el Barça!”. Pillado. ¡Última hora!

stop

El crack culé que está en el punto de mira de los pesos pesados

03 de febrero de 2020 (10:46 CET)

El FC Barcelona empieza a encontrar el rumbo. El proyecto de Quique Setién se acerca poco a poco al buen camino. Los blaugrana parece que levantan cabeza.

La victoria contra el Levante fue justita. De hecho, los granota incluso la tuvieron en el último minuto para empatar el partido. Pero el equipo ofreció una buena imagen durante el resto del choque respecto a los encuentros disputados en las últimas semanas.

Se vio a un Barça rápido y con profundidad.  Justo lo que lleva buscando el equipo desde hace tiempo. Los blaugrana recuperan la buena senda.

Buen papel

Algo que, además, se debe al cambio de actitud de algunos jugadores. Contra el Levante se vio al mejor Nelson Semedo, a un buen Clement Lenglet, a un excelente Marc-André ter Stegen y a un Ivan Rakitic peleón. También a un Ansu Fati desatado y, aunque fallón, a un Antoine Griezmann muy motivado. Incluso se vio a un Leo Messi mucho más activo y motivado que en las últimas semanas.

Leo Messi | EFE

No tan finos se vio a Jordi Alba, que volvió a firmar un partido para olvidar, con errores que a punto estuvieron de costarle más de un gol al equipo culé, y a Gerard Piqué. El central, que cumplía este domingo 33 años, estaba pensando más en lo que hacía Shakira en Miami y en la celebración de su cumpleaños que en el partido.

Piqué, a lo suyo

Muchos se preguntan qué hacía subiendo a buscar un gol cuando el resultado era de solo 2-0, en el que un gol podía meter a los valencianos en el partido, como ocurrió en el tiempo de descuento.

Un Piqué con el que algunos de sus compañeros empiezan a estar con la mosca tras la oreja. Y es que no son pocos los pesos pesados que el de la Bonanova lleva algunos meses con la cabeza en otro lado. En sus negocios, en su Copa Davis, en la presidencia del Andorra, en sus viajes a Madrid

Gerard Piqué y Sergio Busquets | EFE

Un Gerard al que, como apuntan por los pasillos del Camp Nou, “¡así no lo quieren en el Barça!”. Ni Quique Setién y su cuerpo técnico, ni algunos de los pesos pesados. Y así se lo ha trasladado más de uno de sus allegados. El central ya ha tenido algún toque de atención. Incluso Messi no ha estado de acuerdo con algunos de sus comportamientos en los últimos tiempos.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad