Leo Messi y Luis Suárez | EFE

Messi la lía con Valverde para la Supercopa (o “no lo pongas”. Y empieza el show)

stop

El astro argentino arranca la temporada como la terminó: marcando terreno

12 de agosto de 2018 (12:44 CET)

No puede evitarlo. Lionel Messi está demasiado acostumbrado a imponer su jeraraquía allá a dónde va. No importa si es la selección de Argentina o el FC Barcelona. Él manda.

Con vistas a la Supercopa de España, el astro argentino ya se ha encargado de mandar un recado a Ernesto Valverde. Los once que deben jugar están claros.

Messi pidió el fichaje de Antoine Griezmann el pasado verano. Debía llegar en julio y el club llevaba meses reservándole el dorsal '7'. Pero la operación se fue al traste.

A partir de ese momento, el Barça puso en marcha el plan b: reforzar el medio del campo y convertir a Coutinho en la tercera punta del tridente. El gesto más significativo en este sentido ha sido su cambio de dorsal: deja el '14' para lucir el '7' que debía ser de Griezmann.

Este dato es una declaración de intenciones en toda regla: Griezmann nunca mais y Coutinho ya es el nuevo Neymar. Su potencial ofensivo lo hace mucho más peligroso cerca del área, donde ejercerá de falso extremo, un poco al estilo de Ronaldinho.

Una vez confeccionada la delantera, Messi ha exigido un centro del campo con músculo y trabajador. Algo que ya garantizan Busquets y Rakitic. Pero falta un tercer hombre en ese esquema ahora que ya no está Andrés Iniesta.

Messi apuesta por un retorno al habitual 4-3-3 que fue modificado el curso pasado por la marcha de Neymar y las lesiones de Dembelé. El candidato a partir de inicio en Tanger es Arthur: el centrocampista que hereda el '8' de Iniesta es el más rodado esta pretemporada.

Nadie quiere a Dembelé: se lo tiene que ganar

Sin embargo, el extremo francés va camino de ser el gran damnificado este curso. Su escasa progresión hace que Messi pida a Valverde que descarte el 4-2-3-1.

No lo pongas”, piden en las redes sociales, totalmente faltos de confianza para con el ex jugador del Borussia Dortmund, a quien Thomas Tuchel, técnico del PSG, no para de regalar los oídos.

Los capos del vestuario no ven a Dembelé preparado para ser titular en el Barça, como tampoco lo fue con la selección de Francia, vigente campeona del mundo. Para serlo, tendrá que ganárselo.

Rakitic, poco rodado

La última palabra la tendrá Valverde. El hecho de que Rakitic haya llegado a última hora y con menos descanso que el resto –también Luis Suárez, Coutinho y Umtiti llevan tan solo una semana entrenando– podría desembocar en sorpresa.

Dembelé, que acortó sus vacaciones para llegar antes, estaría en mejor forma para partir de titular. Pero con tal de no tener la primera enganchada con Messi, no sería de extrañar que el galo se quedase en el banquillo.

Objetivo: ganar la Supercopa

Al final, lo realmente importante es llevarse el título. Y más teniendo en cuenta que es la primera edición del nuevo formato de la Supercopa de España, a un solo partido.

Messi y los pesos pesados consideran que será más fácil asegurar la copa si juegan los de siempre. Y Dembelé no se ganó la titularidad en todo el curso pasado.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad