Messi impone tres condiciones bestiales para seguir en el Barça

stop

La directiva deberá poner todo sobre la mesa si quiere retener a su mejor jugador

El Barça se juega seguir vivo en la Liga | EFE

12 de enero de 2017 (11:37 CET)

La renovación de Leo Messi se resiste. Lo que parecía que iba a ser una relación perfecta y eterna corre cierto peligro. El Barça debe ponerse las pilas si no quiere perder al mejor jugador del mundo. El argentino termina contrato en junio de 2018 y si la entidad azulgrana no rubrica su firma en los próximos meses podría irse gratis la temporada que viene.

La directiva trabaja a diario en ello. Estudian las fórmulas que les lleven a ofrecerle el mejor contrato del mundo sin tener que hipotecar el club. Sobre todo después de las renovaciones de Luis Suárez y Neymar da Silva. Será un contrato estratosférico y hay que estudiar cada cláusula al detalle.

Messi ha querido esperar para renovar a que lo hicieran sus compañeros. Considera que es el mejor del equipo y que como tal debe tener mejores incentivos que el resto. Sabe que si no se los da el Barça habrá cola para satisfacer sus deseos.

Con todos los contratos solucionados, fue el momento de poner sus condiciones sobre la mesa. Y vaya condiciones.

Las tres condiciones

El jugador pide una prima de fichaje como la de Neymar.  Quiere un premio como el del brasileño para prolongar su compromiso con el club catalán.

El delantero argentino exige también que el club cubra los gastos por el juicio con hacienda. Se ha sentido solo en este proceso y quiere que el club le demuestre públicamente su apoyo.

La tercera exigencia es la garantía de ser el jugador mejor pagado del mundo. El delantero pretende un sueldo anual de unos 30 millones de euros netos (60 brutos) y que esta cifra aumente si es necesario para ser el jugador con más ingresos del planeta. Al menos los próximos tres años.

Proyecto deportivo

Las peticiones del de Rosario no se limitan a lo económico y a estas se le suma una cuarta imprescindible. Para justificar lo que cobrará sobre el terreno de juego necesita jugadores que le acompañen.

Él solo no puede hacerlo todo y por eso solicita un proyecto deportivo de garantías. No está dispuesto a cargar con un equipo en declive y no ve que el actual proyecto tenga una progresión positiva. Quiere un equipo solvente y competitivo con el que poder aspirar a ganarlo todo.