Messi humilla a Cristiano Ronaldo (y la humillación llega al Real Madrid)

stop

El astro del FC Barcelona deja por los suelos al portugués

23 de marzo de 2018 (20:37 CET)

Que Leo Messi y Cristiano Ronaldo son dos de los mejores jugadores que ha dado la historia del fútbol no lo discute nadie. Y que el buen hacer de uno alimenta las ganas del otro para seguir luchando, tampoco.

De hecho, en más de una ocasión, cuando uno ha ganado algún título individual de peso, como el Balón de Oro, al año siguiente lo ha ganado el otro. Y es que a ninguno de los dos les gusta perder, aunque sea a las canicas.

El cambio de Leo Messi

Sin embargo, perece que la edad les ha hecho madurar, al menos al ‘10’ del FC Barcelona. Es más, él mismo reconoció hace unos días que ya no busca tanto sus goles y sus jugadas sino hacer jugar al equipo, sin tener en cuenta si él brilla o no.

“Antes agarraba la pelota y hacía mi jugada. O intentaba hacer mi jugada" dijo el de Rosario, que lo remató así: “Hoy, por ahí, intento hacer jugar más al equipo y que la pelota pase más por mí y no ser tan definidor o tan egoísta, entre comillas".

Unas declaraciones que dejan entrever lo que en el vestuario del Barça es ya un secreto a voces: Leo ha decidido abandonar la lucha por el Pichichi y por la Bota de Oro. Esos títulos se los deja a Cristiano.

La humillación a Cristiano Ronaldo

¿Por qué? Porque el delantero tiene un objetivo en mente y va a luchar por él con todas sus ganas: el Mundial de Rusia. Un Mundial que, o mucho cambian las cosas, o Ronaldo no podrá ganar.  La selección de Argentina, vigente subcampeona, es una de las favoritas, mientras la de Portugal es considerada como una buena selección pero no candidata.

De ahí que, entre otras cosas, el de Rosario haya pactado ya con su técnico, Ernesto Valverde, que en esta recta final de temporada sólo estará al cien por cien en los partidos importantes, y más si, como se presupone que ocurrirá, el Barça dejará sentenciada la Liga antes de que finalice.

Una humillación, la de dejar de lado títulos individuales menores para Cristiano, que ya ha llegado también al vestuario del Real Madrid y que, una vez más, ha dejado al luso en muy mal lugar. Mientras Leo va a por el triplete y el Mundial, CR7 aspira al Pichichi y a la Bota de Oro.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad