Messi hace llegar un recadito a Cristiano Ronaldo al acabar el Barça-Manchester City

stop

El delantero argentino se acuerda del crack madridista tras su última exhibición en el Camp Nou

Messi celebra un gol en el Camp Nou | EFE

20 de octubre de 2016 (10:10 CET)

Leo Messi suma ya seis goles en la Champions. Contra el Celtic y contra el Manchester City, el astro argentino logró tres tantos. En ambos partidos, el astro argentino ha liderado la versión más atractiva y ambiciosa de un Barça muy motivado en Europa. El delantero azulgrana, sin embargo, no está obsesiono con sus registros goleadores. A diferencia de Cristiano Ronaldo, prioriza el interés colectivo al deseo individual y cedió el lanzamiento de un penalti a Neymar. Una acción muy aplaudida en el vestuario barcelonista.

Messi no gesticula ni se enfada con sus compañeros cuando falla una ocasión de gol. Él es el epicentro sobre el que gravita el juego del Barça y disfruta tanto con una asistencia como con un tanto. El portugués, en cambio, no participa en la elaboración del juego. Él vive del remate, de su pegada. Y las comparaciones en los primeros meses de la temporada son odiosas. CR7 sigue peleado con medio mundo y Leo es aclamado en el Camp Nou y temido por sus rivales.

Pep Guardiola

El crack argentino se motiva más que nadie en los grandes partidos. Sobre todo, si se enfrenta a un equipo de Pep Guardiola. En el Barça-Manchester City, leyó mejor que nadie el guión de los dos entrenadores y espero su oportunidad para golpear al conjunto inglés. Marcó tres goles y provocó un penalti. El técnico de Santpedor se conoce casi todos sus trucos, pero sabe que no hay fórmula capaz de frenarlo cuando se pone las pilas.

Messi disfruta en el campo. Cristiano Ronaldo, en cambio, está peleado con el gol. Son las dos realidades de dos cracks que compiten por el máximo reconocimiento internacional. "Menos en Madrid y en Portugal, todo el mundo tiene claro quién es el mejor", sostiene Xavi Hernández. Razón no le falta. El miércoles, el argentino le envió un recadito muy claro al Bicho.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad