Messi manda un recado a CR7 indencida el sorteo de cuartos de la Champions | EFE

Messi frena un broncazo bestial de Valverde a un crack en el Barça-Málaga

stop

El argentino evita un incendio en el vestuario

21 de octubre de 2017 (23:14 CET)

Como un tiro. Muchos hubieran firmado la situación que atraviesa el FC Barcelona. Con la victoria ante el Málaga (2-0), los de Ernesto Valverde mantienen los cuatro puntos de ventaja sobre el Valencia, segundo clasificado, y obligan al Real Madrid a sumar una victoria contra el Éibar este domingo si no quieren descolgarse de la cabeza de la tabla.

Aunque con mucha fortuna, los blaugrana suman su undécima victoria en 12 partidos con unos registros espectaculares de 33 goles a favor y cuatro en contra.

Hoy la suerte sonrió en el gol de Gerard Deulofeu, que no debió subir al marcador al haber salido el balón por la línea de fondo antes de la asistencia de Lucas Digne y también en el tanto de Andrés Iniesta, que entró después de que Roberto Rosales desviara el balón.

Con todo, los blaugrana salvan el trámite ante el colista sin pena ni gloria y ya pueden centrarse en la Copa del Rey, que esta semana lleva a los culés a visitar al Real Murcia.

Malas vibraciones

Las sensaciones deberían ser buenas en el vestuario del Barça, pero lo cierto es que el ambiente que se respira en el grupo no es el que apuntan los números. Y algunos dedos señalan a un culpable.

Luis Suárez no está dando lo que se le exige a un jugador de su nivel y su caché. El delantero está muy lejos de su mejor versión y falla más que una escopeta de feria.

Desde que se fue Neymar Jr, el uruguayo está desconocido. La salida del brasileño ha dejado claro que Suárez es un jugador que necesita que le dejen el gol servido, pues no está demostrando ser un ‘9’ para el Barça.

El ‘cazador’ acaba de firmar su peor inicio desde que llegó al conjunto culé y algunos en el seno del vestuario lo comparan con el peor Karim Benzema o el peor Cristiano Ronaldo en el Madrid. Apuntan que, como el portugués o el francés, vive del gol fácil.

Señalado

Pero el culpable no es el uruguayo, sino Leo Messi, como señalan desde el círculo cercano al cuerpo técnico.

Los expertos en el club señalan que el Barça debería plantearse la venta del delantero cuanto antes. Apuntan que lo mejor del goleador ya se vio. Sin embargo, la presencia de Messi en el equipo hace que no se mueva ni un dedo desde la cúpula en esta dirección.

Tanto es así que en la secretaría técnica ya tienen algunos nombres como Antoine Griezmann o André Silva para sustituir a Suárez. No obstante, mientras Leo esté en el Barça, Luis seguirá en el Barça.

La amistad que une a Antonella Roccuzzo y a Sofía Balbi, las respectivas mujeres de los dos cracks, es uno de los motivos que más pesa en todo este asunto, y es que Messi no necesita tanto a su amigo dentro como fuera del campo. El asunto, aseguran fuentes del club, sigue el camino que siguió el paso de José Manuel Pinto en el Barça, que le tuvo renovando año tras año por obra y gracia de la amistad que unía al guardameta y al argentino.

Con todo, a Valverde no le queda otra opción que callar. El Txingurri tampoco está nada satisfecho con el rendimiento del urugayo. Si no fuera amigo de Messi se lo hubiera cargado hace tiempo. Pero mientras el delantero albiceleste esté en el equipo, al míster no le queda nada más que ver, oír, callar, y conformarse con señalarlo con una sustitución como la del Barça-Málaga.