Messi está muy harto de Luis Enrique

stop

El vestuario señala en una dirección

Messi está muy harto de Luis Enrique

27 de noviembre de 2016 (23:05 CET)

El Barça, contra las cuerdas. Sin fútbol, sin ideas, sin actitud, el equipo de Luis Enrique palideció en Anoeta.

El empate contra la Real Sociedad (1-1) deja al campeón a seis puntos del Real Madrid. Las sensaciones fueron horribles y el malestar de la plantilla, evidente.

Gerard Piqué denunció que el Barcelona ha entrado en una dinámica muy negativa y los jugadores están muy decepcionados con la gestión de su entrenador. Leo Messi, el primero.

Messi, Neymar y Suárez están hartos. El Barça ha perdido sus señas de identidad en las últimas semanas. El centro del campo falla estrepitosamente. El equipo tiene muchos problemas para generar juego y Luis Enrique no encuentra soluciones.

Los futbolistas están tocados. Creen que 'Lucho' se ha cargado el modelo Barça. Ese fútbol de toque y bien elaborado que intimidaba a los oponentes. Su apuesta por un juego más directo no funciona.

Iniesta y Sergio Busquets

El actual campeón de Liga sufre demasiado cuando los contrarios presionan arriba. Ter Stegen abusa del juego con los pies. La defensa encalla cuando trata de salir con el balón controlado. El centro del campo acusa la ausencia de Iniesta y el mal momento de Sergio Busquets. Y el equipo sigue preguntándose porque no se fichó un lateral derecho puro tras la salida de Dani Alves. 

André Gomes, el fichaje más sonado del verano, sigue sin adaptarse al Barça. No aporta nada en ataque. Y naufraga en defensa. Afirman desde dentro que con el portugués en el campo el Barcelona juega, por momentos, con diez. 

Luis Enrique, sin embargo, prefirió sustituir a Rakitic en Anoeta y el croata no ocultó su malestar. Una decisión que encendió a la plana mayor de un vestuario que señala los 'inventos' del asturiano como el gran drama del equipo.

El mal momento del Barça pone en tela de juicio la renovación de la plantilla que se hizo el pasado verano. Sólo un fichaje, Umtiti, ha demostrado que tiene maneras para jugar en el equipo titular azulgrana. Denis Suárez, por su parte, ha combinado buenas actuaciones con otras muy irregulares. Pero está verde.

Cillessen ni juega ni se le espera, Digne no tiene nivel Barça, André Gomes ya es el nuevo gran fiasco y Paco Alcácer no mejora a Munir/Sandro.

El Barça va de mal en peor. Esta temporada ha fallado muchas veces. Demasiadas para un equipo que quiere ser campeón. Los jugadores señalan a Luis Enrique, quien acaba contrato en junio de 2017. Y los oponentes le tienen tomada la matrícula al Barça. El Madrid ya afila el cuchillo...