Messi empuja a un jugador del Barça a la puerta de salida

stop

El astro argentino explota ante las pretensiones de algunos compañeros de perfil medio

Leo Messi remata de cabeza en el clásico contra el Madrid en el Camp Nou (1-1) | EFE

08 de diciembre de 2016 (19:28 CET)

El FC Barcelona va de drama en drama. Desde que empezó la temporada, el Barça no logra encadenar buenos partidos y algunas relaciones internas se han tensado.

Es tiempo de renovaciones. Todos quieren incrementar sus cuentas bancarias. Pero Leo Messi ha querido diferenciar entre la clase alta y la clase media.

Fuentes próximas al jugador explican que está indignado porque algunos jugadores ya piden el oro y el moro sin haber demostrado apenas nada.

El argentino cree que deben ser más respetuosos con las escalas salariales y de jerarquía. Y está a punto de explotar con algún compañero especialmente 'protestón'.

El Nou Camp Nou penaliza

El asunto económico es un tema delicado en estos momentos en que el Barça ha tenido dificultades para incrementar los ingresos.

Se supone que los nuevos acuerdos con Nike –sobre 150 millones anuales– y Rakuten –55 millones– serán una inyección muy potente. Pero el Nou Camp Nou está en el horizonte.

Recientemente presentó la carta de dimisión Susana Monje, la vicepresidente económica. Fuentes de la directiva apuntan que Susana no solo marchó por problemas personales.

El polémico adiós de Susana Monje

La versión oficial es que la directiva "necesita liberar tiempo para su familia y el trabajo". La extraoficial es que tiene serios problemas con su entramado empesarial.

Pero hay un tercer elemento que la llevó a dimitir: los líos económicos en el vestuario. Susana vivió el tenso episodio entre Messi y Javier Faus hace unos años.

Ella no quería tener que enfrentarse a Messi por el bien del club y asumir la caída de popularidad que ello podría comportar a su imagen.

Rakitic y Arda, señalados

Todo el mundo sabe que en el Barça manda Messi. Y eso quiere decir que un jugador con peso, pero de la clase media, está sentenciado.

Por motivos deportivos, el que tiene más números para salir es Javier Mascherano, pero es el gran protegido de Messi en el vestuario.

Los otros dos señalados son Ivan Rakitic y Arda Turan. Ambos tienen sueldos que con variables superan los 10 millones de euros. El croata pide más.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad