Messi elige al sustituto de Dembelé en el Barça | EFE

Messi elige al sustituto de Dembelé en el Barça

stop

El astro argentino se moja por el bien del equipo

18 de septiembre de 2017 (14:35 CET)

Lionel Messi siempre da la cara. Y, desde que se fue Neymar, lo está haciendo más que nunca. Ni sus desencuentros con la directiva ni la ausencia de la plantilla competitiva que pidió le impiden seguir rindiendo al más alto nivel.

Con el astro argentino a la cabeza y un Ernesto Valverde clarividente, el Barça acumula cuatro victorias en cuatro partidos y es líder intocable de la Liga. Pero todavía falta mucho.

Y los disgustos llegan a pares al club catalán. Se marchó Neymar, que ya acumula numerosos incidentes y rifirrafes en el PSG, y ahora se ha lesionado Ousmane Dembelé.

El extremo francés era el crack llamado a hacer de Neymar en su ausencia. Costó 105 millones de euros más otros 40 kilos en variables. Y ha durado dos telediarios.

Tan solo ha jugado tres partidos de azulgrana, por un total de 122 minutos que han servido para que dé una asistencia y ofrezca algún ligero destello de calidad. Poco más.

La ruptura que sufre en el tendón del bíceps femoral de la pierna izquierda le mantendrá cuatro meses apartado de los terrenos de juego. En estos momentos ya se encuentra en Finlandia, donde será operado por un especialista este martes.

Sin Dembelé, el Txingurri deberá volver a mover el banquillo en busca de soluciones. Los extremos están debilitados y la estrategia pasará por fortalecer el centro del campo. Messi tiene clara su preferencia. 

Sergi Roberto o Denis Suárez

El relevo natural del francés no hay duda de que es Gerard Deulofeu, otro futbolista que genera mucho peligro por los extremos gracias a su velocidad endiablada. Pero todavía está un poco verde.

Es por ello que Valverde piensa en otro tipo de soluciones. Y no hablamos de Paco Alcácer, al que tiene bastante apartado por su difícil encaje en el estilo Barça.

El técnico vasco piensa en centrocampistas para suplir al extremo y, en concreto, tiene dos nombres sobre la mesa que le gustan: Sergi Roberto y Denis Suárez.

Por el momento, parece que Roberto parte con ventaja porque tiene más experiencia jugando por banda y es el preferido de Leo. La idea del técnico pasa por recuperar un esquema 4-4-2.

De esa forma, Messi y Luis Suárez se alternarían en la punta de ataque. Mientras que Busquets, Rakitic, Iniesta y Roberto completarían la medular.

Todo apunta a que en el Barça-Eibar del próximo martes se verán las primeras modificaciones. Llega la hora de hacer experimentos forzosos.