Messi y Valverde | EFE

Messi elige al relevo de Valverde con Piqué, Coutinho, Luis Suárez y Busquets

stop

Los pesos pesados del vestuario del Barcelona ya tienen a su sustituto

14 de noviembre de 2018 (12:38 CET)

La plantilla del Barça lo tiene claro. Y más después de ver el repaso táctico que le dieron a Ernesto Valverde ante el Betis en el Camp Nou. Messi, Piqué, Coutinho, Luis Suárez y Busquets han puesto en común sus impresiones y ya han elegido al nuevo técnico azulgrana.

El 3-4 final que señalaba el marcador al final del partido quedó en una anécdota después de ver la superioridad con la que el rival se impuso. El Betis usó el juego que tantos éxitos le ha dado al Barcelona, que está vez le tocó sufrirlo.

La plantilla tomó nota e identificó al culpable, que estaba en los banquillos. Valverde salió mal parado, pero todas las miradas se posaron en Quique Setién. El técnico verdiblanco maravilló al Camp Nou con su futbol y se ha convertido en el favorito tanto de la afición como de los jugadores para suplir al txingurri.

ADN Barça

El técnico azulgrana planteó un partido con muchos espacios y el Betis lo agradeció. Los huecos entre la línea defensiva y la del centro del campo eran enormes y Setién lo supo leer a la perfección. Los verdiblancos castigaron una y otra vez a la zaga culé.

El técnico cántabro estaba jugando en el Camp Nou justo como los aficionados del Barça quieren que vuelva a jugar su equipo. Si bien es cierto que Valverde a traído títulos a las vitrinas del club, el juego que propone el entrenador extremeño no termina de convencer.

Quique Setién y Valverde / EFE

La escuela de Cruyff

En todos los equipos en los que ha dirigido, Setién ha dejado claro que al  buen juego no se renuncia jamás. Al más puro estilo Cruyff. Es un defensor a ultranza de la posesión de balón.

Al terminar el partido, Quique decidió hacerle un guiño al Barça en rueda de prensa: "Seguramente a Cruyff le habría gustado este Betis, a todos a los que le gusta el fútbol de verdad".

Setién gusta mucho, también, en Barcelona y Valverde cada vez menos. El vestuario y la afición ya han elegido. Ahora le toca a la directiva.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad