Neymar | EFE

Messi desmonta el 3x1 del Barça para reemplazar a Neymar

stop

El astro argentino se ve venir el nuevo 'caso Figo'

05 de agosto de 2017 (15:35 CET)

Lionel Messi tiene claro que no hay nadie imprescindible en esto del fútbol. Lo importante es el equipo, y ha llegado el momento de empezar a construir uno nuevo.

El proyecto que nace bajo la batuta de Ernesto Valverde se despide de Neymar, pero debe generar ilusión como para no echarlo de menos. Messi será clave en eso.

Sin embargo, los primeros síntomas de recuperación que ha visto el astro argentino por el Camp Nou no le convencen lo más mínimo. Algo no encaja.

Cuando terminó la temporada, el Barça mandó un mensaje claro: hay que reforzar la defensa con un lateral –y quizás un central–, el medio campo y la delantera.

Se hablaba de tres nombres: Héctor Bellerín, Marco Verratti y Ousmane Dembelé. Por el momento, ninguno de estos tres jugadores está en el Barça.

Bellerín ya está del todo descartado, toda vez que el Barça ha pagado 30 millones de euros por Nélson Semedo. Ahora suena otro jugador para la defensa, Iñigo Martínez.

Verratti está muy difícil. Hace días que no se habla de él y todos los focos recaen sobre un nuevo brasileño, Philippe Coutinho. A pesar de la mala experiencia que arrastra el club con ellos.

El único de los tres que se antoja probables es Ousmane Dembelé, que debía llegar para ser el suplente de Messi y Neymar. Ahora, suena como crack titular para la delantera.

Doble pivote y cuatro cracks

Cómo cambian las cosas. El Barça se puede reforzar con un jugador portugués que no conocen ni en Portugal, un teórico suplente de la MSN y un tipo que salió por la puerta de atrás del Espanyol.

En el vestuario ven claros síntomas de un nuevo caso Figo. Y es que los 222 millones que se ingresarán por Neymar podrían terminar mal despilfarrados. 

El encaje de bolillos, para Valverde, consistiría en un cambio de sistema. De forma que el esquema pasaría del 4-3-3 de los últimos años a un 4-2-3-1.

Ante esa nueva tesitura, el Barça contaría con un doble pivote –Busquets, Rakitic, André Gomes, Sergi Roberto– y cuatro jugadores muy ofensivos: Coutinho (banda izquierda), Dembelé (derecha), Messi (mediapunta) y Luis Suárez (punta).

Puede salir bien o puede salir mal. Si bien todas las líneas quedarían cubiertas, la única realidad es que de lo que se quería fichar inicialmente a lo que llegará, hay un trecho.