Messi busca (y encuentra) casa para un fichaje de última hora del Barça | EFE

Messi desmonta a Seri en un cara a cara en el Barça

stop

Los pesos pesados del vestuario no entienden nada

22 de agosto de 2017 (20:18 CET)

¿Quién es Seri? Una pregunta que muchos aficionados el fútbol no saben responder. Tan solo aquellos que han seguido la Liga Francesa y, concretamente, al Niza.

Seri es el nuevo objeto de deseo de un FC Barcelona que va dando palos de ciego. De decepción, en decepción. Algunos todavía se preguntan por qué marchó Neymar.

El astro brasileño se fue por dinero, pero también por la ausencia total de un proyecto deportivo serio. Los fichajes realizados por el Barça contrastan con la seriedad del Real Madrid.

Florentino Pérez y Zidane, desde el banquillo, están apostando por jóvenes jugadores, promesas con talento y por españolizar la plantilla. Lo que antes hacía el Barça.

Curiosamente, el cuadro catalán ha cambiado su idiosincrasia y se dedica a fichar a jugadores que vienen de otras ligas, muy inferiores, y que no están realmente contrastados.

Leo Messi se pregunta: ¿Dónde está Verratti? En su lugar quieren colocar a Seri. Y, de paso, a Paulinho, un fichaje que todavía nadie entiende.

Porque Seri es un jugador que lo ha hecho bien en el Niza, un equipo que está a años luz del Barça. Esas son sus grandes credenciales. Según ha podido saber Diario Gol, en el vestuario están alucinados. 

Pero se trata de un futbolista que no ha demostrado nada de verdad. Y, además, costará otros 40 millones de euros que, cada vez más, recuerdan al caso Figo y la nefasta resolución de Joan Gaspart, entonces presidente. 

La broma del nuevo Barça

El Barça tiene un centro del campo súper poblado con Busquets –único intocable–, Iniesta, Rakitic, Gomes, Paulinho, Sergi Roberto, Denis Suárez, Rafinha, Arda...

Y además de todos ellos, quieren meter a Seri y a Coutinho. Es una evidencia que el club lo ha dejado todo en manos de Ernesto Valverde, dispuesto a cambiar el sistema que tantos éxitos ha dado al club en los últimos años.

El 4-3-3 es historia, y se abre paso para dar la bienvenida al 4-2-3-1 mientras los cracks del Barça no entienden nada. Y están molestos porque no se les tiene en cuenta.

Todos apoyaron a Neymar con su marcha. Entendían que se fuera. Las cosas pintan muy feas. Y resulta que el llamado a resolver todo este embrollo se llama Seri.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad