Leo Messi | EFE

Messi desactiva el fichaje de Zidane por el Real Madrid de Florentino Pérez con tres bombas en el Barça

stop

El capitán del Barça se carga el regreso del técnico francés al Santiago Bernabéu

12 de marzo de 2019 (14:26 CET)

Si por algo se ha caracterizado durante su etapa como presidente del Real Madrid Florentino Pérez es por una capacidad de reacción en momentos duros como pocos. Y el regreso de Zinedine Zidane es una muy buena prueba de ello.

Cuando el Real se estaba hundiendo, con un vestuario dividido, la afición silbando a los suyos cada partido y la plantilla devaluando su valor a pasos agigantados, el presidente ha conseguido darle la vuelta a la situación convenciendo al galo para que retome las riendas del equipo.

Una alegría para muchos en la capital española. Eso sí, en el Barça no es que estén precisamente preocupados por la vuelta de ZZ. Entre otras cosas porque en el Camp Nou saben que lo de Zidane no deja de ser una cortina de humo muy bien orquestada por Florentino.

Florentino Pérez y Zinedine Zidane | EFE

Messi desactiva el regreso de Zidane

De hecho, ha sido Leo Messi el que ha dado un paso adelante y ha decidido desmontar este triunfal regreso con tres bombas. Tres bombas que duelen, y mucho, en el Bernabéu: Copa, Liga y Champions.

Y es que, por mucho que Florentino haya conseguido desviar la atención y de que todo el mundo ya hable del futuro Madrid de Zidane, lo cierto es que los culés están en una posición más que favorable para hacerse con el triplete.

Están ya en la final de la Copa del Rey, con una distancia más que importante en la Liga y vivos en la Champions. Una Champions que, de hecho, con la eliminación del Madrid y del PSG, tienen ahora más despejada.

Leo Messi, Arthur y Jordi Alba | EFE

El capitán lo sabe, y quiere ir a muerta a por ese triplete tan deseado. De hecho, parece claro que los culés van a hacerse con algún título, falta ver cuántos. Mientras en Chamartín ya se habla del futuro y empiezan a salir nombres de grandes fichajes, en el Barça se habla del presente.

Y ese no es otro que un deseado y posible nuevo triplete. Mañana ante el Lyon, Messi y los suyos irán con todo. La oportunidad de seguir dejando en ridículo al Real está encima de la mesa, y quieren aprovecharla.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad