Messi deja plantado a un grande de Europa 

stop

La gran oferta del crack señaló al Barça

Messi y Luis Suárez se exhiben, y divierten, contra el Betis en ausencia de Neymar | EFE

26 de octubre de 2016 (14:01 CET)

Fidelidad absoluta. La relación entre el FC Barcelona y Leo Messi es de las más estables de la plantilla. El argentino siempre ha asegurado y reiterado que su único interés es jugar en el club azulgrana y que su implicación en el cuadro de Luis Enrique Martínez es total. De hecho, es de los pocos cracks que cumple a rajatabla esta promesa, tanto delante como detrás de las cámaras y de los micrófonos. Y es que como es bien sabido, durante los mercados de fichajes son innumerables los culebrones que persiguen la continuidad de los grandes astros en sus clubes.

Sin ir más lejos, este mismo verano la historia de nunca acabar la ha protagonizado su compañero Neymar. El brasileño, que finalmente acabó quedándose en el Barça, se dejó querer por los peces gordos. Tan es así que tanto su representante Wagner Ribeiro como varios medios, recientemente L'Equipe, han filtrado informaciones varias sobre el 'tonteo' de Ney con grandes clubes, como el PSG. La diferencia es más que notable con su compañero azulgrana, ya que Messi no quiere saber nada de otros equipos.

El gran sueño del Paris Saint-Germain apuntó a Leo Messi

El del Rosario es consciente de que, por su calidad y sus logros, es considerado uno de los mejores futbolistas del mundo. Por ello, tendría sobre la mesa ofertas más que suculentas que podrían, incluso, superar sus condiciones actuales en el Barça. Sin embargo, el cinco veces ganador del Balón de Oro no quiere ni oír hablar de otras ofertas que no sean las culés y no da pie a sus pretendientes. En este caso, la última noticia que se ha desvelado en relación a estas calabazas que Leo da a sus 'novias' tiene como protagonista al Paris Saint-Germain.

Según desvela Marca, la primera intención del emir Tamim Al Thani, propietario del club parisino, era mandar una ofensiva por Messi. Sin embargo, la respuesta del crack fue clara: no. El argentino era el auténtico sueño del mandamás del PSG, aunque desde el primer momento el entorno del atacante le hizo llegar el mensaje: Messi no tenía ninguna intención de dejar el Barcelona. La segunda alternativa fue Neymar, que finalmente también acabó declinando la oferta.