Messi da una lección de libro a Cristiano Ronaldo que saca los colores al crack del Real Madrid

stop

Otro zasca del argentino deja al portugués en evidencia

El Barça y Leo Messi se imponen ante el Sporting en el Camp Nou | EFE

01 de marzo de 2017 (21:31 CET)

Así se hacen las cosas. El Camp Nou volvió a ser testigo de cómo debe comportarse el líder de un equipo. Leo Messi abandonó el terreno de juego en el minuto 60 con otro ejemplo de saber estar.

André Gomes le sustituyó cuando el marcador reflejaba 4-1. El argentino abrió la lata antes de que Juan Rodríguez, Luis Suárez y Paco Alcácer sentenciara el encuentro.

Todavía faltaban los tantos de Neymar e Ivan Rakitic, pero Luis Enrique consideró que era un buen momento para darle descanso al delantero.  No vienen partidos fáciles.

El Celta ya anotó en dos ocasiones cuatro tantos en un solo partido. No se fía. Tampoco del Paris Saint Germain, el otro equipo capaz de anotar un póker a un equipo dirigido por el asturiano.

Cambio sonado

Como ante el Athletic Club, la otra ocasión en esta temporada en que fue cambiado, el de Rosario dio una lección a sus rivales más acérrimos. Concretamente a Cristiano Ronaldo.

A diferencia del portugués, Leo no realizó ningún gesto ofensivo. Ni malas caras, ni aspavientos ni gestos de circunstancias, como no entendiendo la decisión del míster. Todo eso que hace el luso.

Todo lo contrario. El albiceleste se retiró disfrutando de otra ovación del público, agradeciendo a la grada el apoyo incondicional que recibe en cada partido.

Una vez en el banquillo no dejó de bromear con sus compañeros hasta que el colegiado José María Sánchez Martínez señaló el final del partido.

Otro ejemplo de cómo debe comportarse un crack en un gran equipo como el Barça. Otra lección de todo lo que le falta al luso.