Messi cierra la puerta del Barça a un amigo de Neymar ("Por aquí que ni venga")

stop

La patata caliente apunta al Camp Nou

Motín en el vestuario del Barça contra Messi: "Yo no me voy"

04 de mayo de 2017 (11:25 CET)

Lo que pasó, pasó. A falta de escasos dos meses para que el mercado de fichajes estival abra sus puertas, el FC Barcelona ya planifica el curso 2017-18.

La actual temporada no ha sido la esperada en el Camp Nou, por lo que los responsables culés mueven hilos para apuntalar un nuevo ciclo ganador. Y es que fuera de la Champions y únicamente con la final de Copa del Rey en el bolsillo, el Barça depende del Real Madrid para llevarse la Liga.

Con este resultado final haciendo mella en los aledaños de la casa azulgrana, la secretaría técnica barcelonista barre el mercado y tiende puentes con los futuribles más deseados. Reforzar la plantilla con piezas clave que aporten aire fresco es el objetivo principal.

Las seis patatas calientes

En este caso, el Barça ya se mueve en el mercado, aunque tiene seis temas pendientes en el tintero. El club culé tiene hasta seis futbolistas cedidos a otros equipos, por lo que este verano en plan retorno se puede activar.

Munir El Haddadi, Sergi Samper, Adrián Ortolá, Cristian Tello, Thomas Vermaelen y Douglas Pereira son los seis jugadores señalados.

El caso más llamativo es el de Douglas Pereira. El lateral derecho brasileño se marchó al Sporting el pasado verano. Tras dos temporadas en la sombra, en las que su caché bajó en picado, los barcelonistas decidieron ceder al compatriota de Neymar.

Sin embargo, esta nueva aventura no ha sido lo esperado para el defensa. En Gijón, Douglas ha tenido cierto protagonismo, aunque no ha conseguido revalorizarse como le hubiese gustado. Con apenas 1.500 minutos en sus botas, el brasileño no ha encontrado la estabilidad en el once titular.

'No' rotundo

Así pues, el amigo de Ney continúa teniendo dos años más de contrato en el Camp Nou, aunque no cuenta para la secretaría técnica.

Y es que más allá de la buena relación que mantiene con sus compañeros barcelonistas, especialmente con el '11', los pesos pesados no quieren apuestas del pasado. Especialmente Leo Messi ya ha mostrado su interés para reforzar el equipo con fichas de primer nivel.

El pasado verano apostaron por seis futbolistas y la realidad es que únicamente Samuel Umtiti ha dado buenos resultados. Por ello, la exigencia de los 'capos' del vestuario es clara: nada de regresos de cesión ni de pruebas, quieren refuerzos de campanillas. Un seguro para el equipo.

Esta opinión es compartida por parte del barcelonismo que ya se ha manifestado en las redes sociales. Al parecer, gran parte de los seguidores apuesta por cambios totales. Mientras que Munir sería acogido con los brazos abiertos, Douglas no caería en gracia. "Por aquí que ni venga" comentan sin dar tregua. Nueva patata caliente sobre la mesa.