Leo Messi | EFE

“Messi, chaval, ¿por qué no cuentas lo de Mbappé?” Sale la basura en el Barça (y huele que apesta)

stop

El lío que deja al capitán del Barça en muy mal lugar

13 de febrero de 2019 (15:57 CET)

Kylian Mbappé es uno de los nombres del día. No es para menos. El delantero francés fue el líder de un PSG que ayer dejó a muchos con la boca abierta tras asaltar Old Trafford.

Los franceses, sin Neymar ni Cavani por lesión, tuvieron en el delantero galo a su jugador más determinante. Marcó uno de los dos goles y demostró que es ya más que una realidad.

Un nombre, el de Mbappé, que sigue poniendo de los nervios a más de uno en el Camp Nou. Y no es para menos. No es ningún secreto que el club, tal y como indicó Josep Mª Minguella en su momento, “Lo tenía hecho por 120 millones más 30 en variables”. Pero ese traspaso (que podría haber cambiado el panorama de los culés) no se llevó a cabo.

Mbappé | EFE

Sale la basura del Barça

Y Leo Messi tuvo buena culpa de ello. De ahí que muchos apunten, “Messi, chaval, ¿por qué no cuentas lo de Mbappé?”. Y es que Neymar acababa de dejar al vestuario boquiabierto con su fuga repentina al PSG y el Barça buscaba una tercera pieza que completara su tridente.

Y apareció el nombre de Mbappé. Un nombre que Leo vetó desde el primer minuto. El argentino, cuentan, temía que la llegada del delantero galo (que ya en ese momento tenía un impacto mediático brutal) pudiera poner en peligro el puesto de su gran amigo Luis Suárez.

Luis Suárez y Messi | EFE

No tanto a nivel de posición, sino a nivel de jerarquía. Messi y Suárez son íntimos y el argentino siempre ha defendido a uruguayo, contra todo y contra todos. Y no quería que llegar un jugador joven con tanto bombo.

Es por eso que, cuando apareció el nombre de Ousmane Dembélé (desconocido para muchos) el capitán dio su ‘ok’ al fichaje. Una operación, la de proteger a su íntimo vetando a otro jugador que se repitió también al verano siguiente con Antoine Griezmann. Dos jugadores que podrían haber dado muchas alegrías a la afición culé pero que Messi vetó. El poder de Leo es enrome en el club. Para lo bueno y para lo malo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad