Leo Messi | EFE

Messi cambia a Neymar por un fichaje bomba que hunde a Florentino Pérez, Zidane y al Real Madrid

stop

El plan B del Barça al brasileño pone a temblar el Santiago Bernabéu

10 de agosto de 2019 (18:52 CET)

La guerra está servida. Al más puro estilo Juego de Tronos, FC Barcelona y Real Madrid se disputarán los servicios de Neymar Jr en los próximos días. El futuro del delantero brasileño quedará definido muy pronto.

El destino y la rebeldía persistente en la personalidad del crack ha llevado a los dos eternos rivales y grandes de la Liga a pelearse por segunda vez por la calidad del carioca. Ya ocurrió antes de que el jugador aterrizara en Barcelona en verano de 2013.

La primera se la lleva el Barça

Florentino Pérez ya estaba enamorado del brasileño cuando pisó por primera vez la Ciudad Deportiva de Valdevebas cuando solo tenía 14 años. Y estuvo años tras su pista. Pero llegó el club culé y los contactos de Sandro Rosell para convencer al futbolista de que su sitio en Europa debía ser el Barça.

Sandro Rosell, Neymar da Silva, Josep María Bartomeu y Andoni Zubizarreta en el primer día del brasileño en el Barça | FCB

Un fichaje que Florentino tenía prácticamente pero que se le escapó de entre los dedos, en la que hasta la fecha es la jugada que más le ha dolido al dirigente blanco. Pero el paso del tiempo le ha brindado otra oportunidad al mandatario.

El jugador abandonó la capital catalana tras cuatro años y recaló en el Paris Saint-Germain, donde nunca ha terminado de estar a gusto. De hecho, ya el verano pasado se decía que Neymar quería salir de la ciudad gala. Algunos medios publicaron incluso que el delantero volvería de sus vacaciones en Brasil e iría directamente a Madrid, sin pasar por París.

Neymar se quema en el PSG

Una situación que se ha repetido este verano, con la diferencia de que a Nasser Al-Khelaïfi ya no le queda mucha paciencia que gastar con el crack. El jeque catarí está harto de haberle dado todo lo que ha querido y que aun así presione por salir. Y el que se haya negado a jugar con el PSG esta semana deja claro que el futbolista se va sí o sí del club francés.

Además, Kylian Mbappé pide paso. El astro francés ha reclamado más peso y responsabilidad en la plantilla. Y Ney empieza a ser un estorbo. El carioca frena su crecimiento. Y para que Mbappé supere etapas necesita el espacio de Neymar.

Empieza la guerra Barça-Madrid

Así las cosas, el PSG ha colgado el cartel de transferible al sudamericano. Está dispuesto a venderlo por unos 180 millones de euros, sea con una cesión previa, sin ella, con un pago en dos plazos o a cambio de jugadores y dinero.

Al Barça le pide a Coutinho o Dembélé y Semedo más montante. Del Madrid está esperando propuesta económica. Aunque saben que en esta parcela lo tienen fácil. La relación de Florentino y Nasser es excelente. Y el mandatario del club galo prefiere venderlo al Madrid Por eso los blancos no negociarán con el PSG hasta que Neymar se decida por uno de los dos.

Neymar | EFE

El Madrid toma ventaja

Y aquí parece que en Chamartín también llevan la delantera. Las últimas informaciones apuntan a que el Real le ofrece 40 millones de euros limpios por temporada.

Una cantidad a la que en el Barça no puede llegar. No pueden pagar a ningún jugador lo mismo o más que a Leo Messi. Y si le igualan, el argentino pedirá todavía más . Y no están las arcas culés como para tirar cohetes. Además, la masa salarial se iría por las nubes e incumplirían con el fair play financiero.

Última ofensiva de Bartomeu

Josep Maria Bartomeu le ha pedido al jugador que espere a escuchar la última oferta del Barça antes de tomar una decisión. Pero esta nunca superará a la del Madrid, lo que cada minuto que pasa sitúa a Neymar un poco más cerca de Chamartín.

Pero ojo, porque si el brasileño cierra la puerta al Barça, en realidad abre otra. La de Mbappé. Si los culés se quedan sin el delantero podrían ir a por el crack francés el verano que viene. Y para entonces todo estará de cara. Además, Messi y compañía han dado el visto bueno a Neymar, pero también se lo dan a Mbappé. Leo le considera un buen heredero del trono.

El plan B a Neymar

Por un lado, el desembolso que habrá implicado al Real el fichaje de Neymar alejará al Madrid de la lucha.

Por otro, la situación contractual del jugador. Mbappé tiene contrato hasta 2022. Y si no amplía su compromiso más allá, Al-Khelaífi podría enfrentarse a dos escenarios fatales: o venderlo a low cost en 2021 o dejar que se vaya gratis en 2022. Para evitarlo, la mejor opción es venderlo a precio de oro el año que viene.

Y sí. Kylian está reclamando peso en el equipo, pero el PSG se le quedará pequeño tarde o temprano, y querrá salir más pronto que tarde.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad