Messi calla (pero lleva un calentón bestial con Valverde)

stop

El argentino estalla contra el club

Messi calla (pero lleva un calentón bestial con Valverde) | EFE

25 de julio de 2017 (15:42 CET)

Leo Messi no es amigo de la polémica. El argentino mantiene un perfil bajo fuera del césped y sólo demuestra su rabia, su descontento y su alegría en el campo.

No necesita dejar recados públicos como acostumbra Cristiano Ronaldo, pero también es el líder y referente de su club. La influencia de Messi trasciende lo que hace en el campo. Su palabra va a misa en el Barça.

Lo que está ocurriendo con el caso Neymar no le hace ni pizca de gracia. El cinco veces Balón de Oro acabó la temporada muy descontento y exigió al club fichajes de relumbrón.

Ahora ve como su compañero de ataque lanza un órdago al Barça y la entidad cede ante las presiones del brasileño. Esa no es forma de gestionar la situación

La estrategia del amiguismo

Para tapar la salida de Neymar, el Barça está dispuesto a rodearle de jugadores de su confianza. Compañeros de equipo a los que pueda llamar amigos.

Una de las principales razones para que el once azulgrana pida salir del club es su poca relación con otros miembros del vestuario. Neymar acostumbra a dejarse ver con Rafinha, pero quiere tener un círculo de confianza.

Dani Alves, Douglas y Adriano cumplían ese papel en la vida de Neymar, pero ahora están fuera y el brasileño se siente sólo. Para solucionar el asunto, el Barça ha hecho ofertas por Paulinho y Coutinho.

La calidad de ambos jugadores puede debatirse, pero Messi no considera que la planificación deportiva de un club que aspira a todo pueda basarse en una rabieta. Piensa que Valverde tendría que dar su opinión en el asunto, y observa con paciencia un panorama que no termina de agradarle.