Messi apuñala a Neymar por la espalda (y ojo con el Barça)

stop

Descontento en el vestuario azulgrana

Messi apuñala a Neymar por la espalda (y ojo con el Barça) | EFE

09 de julio de 2017 (12:54 CET)

El fichaje de Paulinho no tiene a todo el mundo contento. El centrocampista brasileño puede ser un buen refuerzo como suplente de Sergio Busquets, pero no es una contratación de primera línea como Verratti o Coutinho.

Leo Messi es el más crítico con la llegada del brasileño y así se lo ha hecho saber a su entorno. El movimiento tiene una doble lectura para el argentino y ninguna de ellas es positiva.

La incapacidad para fichar

Por un lado, el acuerdo con Paulinho saca a la luz la imposibilidad de convencer a futbolistas en la élite europea. El medio centro es fijo en las convocatorias con Tite, pero jugar en China dos años afecta al rendimiento competitivo de cualquier jugador.

Además, el precio de la operación muestra las cifras reales que maneja el Barça en sus incorporaciones. La primera oferta rechazada por el Guangzhou Evergrande es de 20 millones de euros. Como mucho ascenderá a 25 millones.

La insistencia de Neymar

El segundo motivo que tiene a Messi con la mosca detrás de la oreja es el encaje de estratégico de Paulinho en el vestuario azulgrana. Neymar lleva tiempo queriendo incorporar a futbolistas de su entorno y por fin lo conseguirá con Paulinho.

Lucas Lima, Ganso, Gabriel Jesus o Gabigol son algunos de los nombres que ha puesto encima de la mesa culé. Su insistencia por fin ha tenido éxito. Quiere hacerse fuerte dentro de la plantilla y el club ha cedido a sus deseos. Messi no está contento con los movimientos del Barça.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad