Zidane y la verdad que más duele en el Camp Nou | EFE

“Me voy al PSG”. Zidane cuenta el ridículo (y es en el Barça)

stop

El técnico del Real Madrid deja por los suelos al eterno rival

30 de mayo de 2018 (14:44 CET)

​Zinedine Zidane tiene muy buenos contactos en Francia y en el PSG. De hecho, cuando el técnico francés estaba en la cuerda floja hace unos meses y muchos daban por hecha su salida, fue el club galo el que le tendió la mano.

Finalmente el logro de la Decimotercera ha provocado que Zinedine se quede en el Real Madrid, pero eso no le ha impedido al míster enterarse del ridículo que está haciendo el Barça con el club parisino.

El ridículo del Barça

Y es que, como bien sabe Zidane, el club catalán hace ya unos días que está filtrando a la prensa informaciones que colocan a Ousmane Dembélé en la órbita del equipo de Nasser Al-Khelaïfi. Incluso aseguran que la frase de “me voy al PSG” ha salido en más de una ocasión de la boca del galo.

Desde el Camp Nou se explica que Thomas Tuchel, que coincidió con el extremo en el Borussia Dortmund, está interesado en volver a contar con él en su nueva etapa a los mandos del PSG.

Pero Zidane es consciente que ese interés no existe. Las informaciones no son más que una manera de revalorizar el valor de un Ousmane que tiene pie y medio fuera del Camp Nou.

De hecho, también desde el entorno del club se está hablando de la posibilidad de que Dembélé entre en un trueque con Kylian Mbappé por si el fichaje de Antoine Griezmann acaba fracasando. Nada más lejos de la realidad. En París no quieren saber nada del delantero.

Ousmane Dembélé y la llamada que lo deja por los suelos| EFE

El futuro de Ousmane Dembélé

Lo cierto es que no es nada fácil la situación con Ousmane. Su primer año en el Barça ha evidenciado que no tiene futuro en el club, al menos como primera espada. Su conexión con los compañeros y con la grada ha sido prácticamente nula.

En el club, avisan, siguen contando con él, pero avisan también que si llega una oferta buena no tendrían problemas en venderlo. El problema es que no llega ni media. Y claro, teniendo en cuenta que un delantero llegará este verano a Barcelona (Griezmann es el mejor colocado), el galo se quedará fuera del once tipo.

Leo Messi, Luis Suárez y Philippe Coutinho, junto al flamante fichaje, serán las que ocupen los puestos de ataque. Y a Ousmane no le quedará más remedio que ver los partidos desde el banquillo. Un desatare teniendo en cuenta la millonada que se pagó por él.

Lo único que puede ‘salvar’ al Barça es que el extremo tenga un papel destacado en el Mundial. Si es así, seguro que alguno de los grandes llamará a las puertas. Eso sí, el PSG, como ha contado Zidane, ya le ha cerrado las puertas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad