Marco Asensio destroza al Barça en la Supercopa de España y amenaza para el Clásico| EFE

Marco Asensio avisa: “¿No sabes lo del Barça?” (o cinco escándalos. Y muy gordos)

stop

El club azulgrana se convierte en la comidilla del vestuario del Real Madrid antes del Clásico

03 de mayo de 2018 (18:46 CET)

Tres días para el Clásico y es cómo si no pasase nada. ¿A quién importa el duelo más tenso y emocionante del fútbol español este año? A casi nadie.

Pero es un Barça-Madrid, y cuando llegue la hora de la verdad, volverán a ondear las bufandas, las banderas y los cánticos de los aficionados más fieles.

Mientras tanto, cada cual sigue a lo suyo. El Barça, recién llegado de unos días de descanso tras la resaca de la celebración del doblete, trata de encarar el choque con seriedad: hay que mantener el récord de estar un curso entero sin perder un solo partido.

Ese, y si acaso la lucha de Leo Messi por la Bota de Oro, es el principal aliciente de un duelo histórico que en los últimos años tiene un claro dominador: el FC Barcelona.

El vestuario del Real Madrid, por su parte, está pensando en la final de Kiev. El temible Liverpool de Jurgen Klopp será el rival a batir.

Los blancos van como favoritos pero a nadie escapa la calidad de Mohamed Salah y sus letales compañeros en la delantera red, Mané y Firmino. En Madrid no están del todo tranquilos.

Sin embargo, el clan español de la plantilla blanca, con Marco Asensio e Isco a la cabeza, se conforma con comentar la jugada que se cuece en el Camp Nou: tienen un problema.

Bartomeu quiere fichar a Griezmann este próximo verano pero antes debe hacer limpieza en el equipo. Demasiados jugadores que no dan la talla. Y que se están devaluando.

El Barça tiene un problema para vender a varios cracks

Hasta cinco futbolistas que salieron a precio de crack se han deteriorado claramente en el mercado. No será fácil venderlos y recuperar la inversión efectuada.

André Gomes costó 35 millones de euros y actualmente está tasado por el portal Transfermarkt en solo 15 millones. Una broma a la altura del nivel exhibido por el luso estos dos años.

También ha caído a la mitad Paco Alcácer. De los 30 millones que le costó al Barça, ha pasado a costar lo mismo que Gomes: 15 millones y gracias. Su fichaje no ha cuajado.

André Gomes, Paco Alcácer, Coutinho, Messi y Piqué en un entrenamiento del Barça| EFE

Menos significativa ha sido la devaluación de Lucas Digne, fichado también en 2016 por 16,5 millones de euros. Transfermarkt lo tasa al precio de los dos ex del Valencia: 15 millones.

Aleix Vidal fichó por el Barça (17 millones) un año antes que los tres citados, pero su rendimiento ha sido igual de irregular: su valor es de 7,5 millones. Como lateral derecho ha fracasado y Valverde solo lo ha utilizado de extremo cuando Dembelé estaba lesionado o en las nubes.

Precisamente, Dembelé es el quinto señalado. Los 105 + 40 millones que el Barça pagó por el extremo al Borussia Dortmund se antojan desproporcionados a todos los efectos. Su tasación a nivel internacional es de máximo 80 millones de euros. Y ya parece mucho.

Además, el Barça deberá intentar vender a otros jugadores que no dan la talla como Gerard Deulofeu, Arda Turan y, probablemente, Rafinha

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad