Luz verde al acuerdo de Qatar Airways con el Barça

stop

Se resuelve el interrogante del patrocinio azulgrana

Qatar Airways

13 de julio de 2016 (17:58 CET)

Fumata blanca en el 'caso Qatar'. O casi blanca: el FC Barcelona y Qatar Airways tienen prácticamente ultimada una solución que desbloquea el grave conflicto generado por el contrato de patrocinio de la camiseta. La anterior junta había dejado ultimado un contrato que significaba la aportación de 60 millones de euros anuales hasta 2019 para lucir el nombre de Qatar en la vestimenta. Tras las elecciones del año pasado, la nueva junta que preside Josep Maria Bartomeu pidió la revisión del contrato y subir a 100 millones la aportación de los qataríes, lo que fue rechazado de plano por la aerolínea.

Tras intensas negociaciones durante los últimos meses, comienza a verse luz al final del camino. De hecho, la propia junta culé ya veía muy difícil llegar a un entendimiento con Qatar Airways para cerrar el tema y hubo un momento en que se dieron por rotas las negociaciones.

El propio Bartomeu tomó las riendas del asunto y logró recomenzar conversaciones, por lo que las dos partes pusieron a trabajar a sus equipos de técnicos para alcanzar un acuerdo. Ahora, esos meses de ardua tarea han dado como consecuencia un principio de acuerdo que puede salvar la cara de todos.

Qatar está dispuesta a renovar por un año el patrocinio de la camiseta, aunque "a un precio más bajo que el que se había pactado en el preacuerdo que ya había dejado atado la anterior junta", conforme reconocen a GOL fuentes cercanas a las negociaciones.

Pero no es sólo que se renueve en esta temporada: con esto, "el Barça y Qatar se dan un plazo de un año para renegociar otro contrato plurianual". O sea, que pueden retomar con tranquilidad las negociaciones para el patrocinio que casi se habían ido al garete.

Además, con este acuerdo evitan el ridículo por ambas partes. "Lo que se quería era salir del atolladero con la cabeza alta y, si finalmente se aplica, se habrá conseguido", resaltan las fuentes consultadas. Lo cierto es que, "por un lado, el club demuestra que todavía tiene capacidad para negociar y que ha logrado mantener al patrocinador. Por otro, Qatar se da un respiro, rebaja sustancialmente sus gastos, y mantiene la línea abierta para optar a seguir estando en la camiseta del Barça. Así, todos tan contentos y con un balón de oxígeno hasta dentro de un año".

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad