Piqué o “van a por ti”. Aviso en Barcelona con copia a Shakira | EFE

Luis Suárez tiene un secreto muy feo que Messi calla (y Piqué tapa)

stop

El uruguayo oculta un asunto que conocen en el vestuario culé

12 de julio de 2018 (10:48 CET)

Diario Gol ya adelantó los motivos por los que Antoine Griezmann no había fichado por el FC Barcelona este verano. Unos motivos que poco a poco van viendo la luz en el club culé y que corroboran lo que este medio viene diciendo desde hace meses: Luis Suárez vetó la llegada del francés.

El delantero del Atlético de Madrid tenía un precontrato con el club culé. Guillermo Amor y Josep Maria Bartomeu reconocieron en sendas entrevistas haber mantenido contactos con el galo y era un secreto a voces el documento que tenía firmado el francés que le ligaba al club culé las próximas temporadas.

De hecho, el Camp Nou no había voz que dudara de que Griezmann terminaría vistiendo de blaugrana a partir del presente mercado estival.

Griezmann dice “no” con espectáculo incluido

Pero los días pasaban y el fichaje no se completaba. Algo estaba pasando para que el ariete no diera el “si” definitivo y finalmente el galo dio uno de los portazos más grandes que un jugador ha dado a un club.

Lo hizo mediante un documental emitido en una plataforma de televisión digital, haciendo todo un espectáculo de sus calabazas al Barça. Para colmo, el mencionado audiovisual fue en parte producido por Gerard Piqué.

En otras palabras, además de que el jugador colchonero sabía desde hacía tiempo que daría la espalda a los culés, la traición a los mandatarios llegó también desde dentro del club.

El motivo, aunque el jugador apelara a los sentimientos, fue principalmente económico. Los blaugrana no igualaron los más de 20 millones de euros limpios anuales que le pagaban en el Atleti.

Sin embargo, algunos medios han empezado a hacerse eco de los motivos que llevaron al futbolista a quedarse junto a Diego Costa y rechazó jugar con Leo Messi.

Griezmann  | EFE

El secreto que guardan Luis Suárez y Leo Messi

Desde el entorno de Antoine le avisaron de que no sería muy bien recibido en el vestuario del Barça. Concretamente, Suárez andaba con la mosca tras la oreja de que pudiera venir un crack a quitarle minutos y protagonismo, y su fichaje no habría tenido el “ok” de los dos cracks de la delantera.

Con 152 goles en su haber a lo largo de 4 temporadas, el uruguayo no entendía que los responsables culés buscaran fuera lo que ya tenían en casa y el mensaje llegó alto y claro al galo, que ante las dudas de cómo sería su desembarco en el Camp Nou dijo “no”.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad