Luis Suárez pone al Barça contra las cuerdas

stop

El delantero uruguayo es el más buscado, el referente de la 24ª Liga de la historia del Barça

Luis Suárez celebra uno de sus tres goles contra el Granada en el último partido de la Liga 2015-16 | EFE

15 de mayo de 2016 (11:08 CET)

Luis Suárez es el nuevo héroe. El hombre capaz de brillar más que Leo Messi a lo largo de toda una temporada. El delantero de los 40 goles, único que ha superado los registros del argentino desde Samuel Eto'o. El Pistolero es el más buscado y, sin quererlo, pone ahora al Barça contra las cuerdas: la vicepresidenta económica Susana Monje ya barrunta los tejemanejes que tendrá que hacer para garantizar una renovación al alza del uruguayo y compaginarla con las de Messi, Neymar y Busquets.

Es mucho dinero en salarios. El Barça es actualmente el club que paga las fichas más altas del fútbol mundial (352 millones en sueldos deportivos) y debe buscar una fórmula para poderse permitir ese nivel de gasto con unos ingresos que compensen los balances de cuentas. Mientras tanto, a falta de cerrar la renovación con Nike y con Qatar Airways (o con un nuevo sponsor principal), el problema de tesorería podría amenazar la ficha de algunos futbolistas.

Suárez, con la temporada inmaculada que ha protagonizado, siendo pichichi y posiblemente Bota de Oro, merece una renovación a lo grande. El ariete termina contrato con el Barça en 2019 –Messi y Neymar acaban en 2018– y tiene 29 años (es de 1987, como Messi). Su representante, Pere Guardiola, sabe que es el momento de apretar aunque, como ha dicho el jugador algunas veces, no escuchará ofertas (que no le faltan) ni amenazará con irse a otros clubes porque tiene claro que su vida pasa por Barcelona, donde se siente realmente feliz.

Que lo bueno no empañe los defectos

Lucho, como le llaman en Sudamérica, no presionará al Barça para renovar. Ha hecho una temporada tan buena que no hace ni falta que lo haga. Será el propio club el que se ponga manos a la obra, pero la realidad es que cada vez hace falta más dinero para contentar a una plantilla de ensueño y, además, hay que firmar varios fichajes este verano para compensar un equipo con un once de gala intocable pero sin fondo de armario.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad